Avisar de contenido inadecuado

La Traición y el asesinato de la belleza

{
}

La Traición y el asesinato de la belleza

“El crepúsculo de la desaparición lo baña todo con la magia de la nostalgia; todo, incluida la guillotina”. (Milan Kundera, la insoportable levedad del ser).

 TAGS:undefined

Soledad Barrett Viedma nació el 6 de enero de 1945, asesinada el 8 de enero de 1973. Hija de Alejandro Rafael Barrett López y Deolinda Viedma, nieta del escritor y político Rafael Barrett.
Soledad, a su corta edad milita en un grupo denominado los «gorriones», vinculados al Frente Juvenil-Estudiantil de Asunción.

Su brutal asesinato a manos de la policía política brasileña causó una profunda impresión entre las personas que la conocieron. Mario Benedetti –conocido poeta uruguayo- escribió en su memoria el poema “Muerte de Soledad Barrett”, Daniel Viglietti, referente de la música latinoamericana y militante por las causas del pueblo, compuso la canción “Soledad Barrett”.

Su trágica muerte, aún despertaba el horror y las lágrimas de quienes la habían conocido y de las personas que tienen conciencia y sensibilidad sobre las injusticias perpetradas por el sistema dominante.

Todos y todas la recuerdan como una joven adorable, extraordinariamente bella y dotada de un especial encanto personal.

De una belleza extraordinaria no era menor su ética de ciudadana comprometida en la lucha por la justicia social, en un país donde la injusticia es el caldo de todos los días.
Rebelde frente a las injusticias, decidida, valiente. Soledad poseía una sólida conciencia ética que le impedía permanecer indiferente ante los abusos y la agresión sistémica del autoritarismo en el Paraguay.
El cuerpo de Soledad Barret Viedma nunca fue ubicado por los familiares y el estado brasileño se niega a señalar en donde fueron enterrados los cuerpos luego del asesinato ejecutado por el aparato represivo.

“El Paraguay se despuebla; se lo castra y se lo extermina en las 7.000 u 8.000 leguas entregadas a la Compañía Industrial Paraguaya; a la Matte Larangeira y a los arrendatarios y propietarios de los latifundios del Alto Paraná. La explotación de yerba mate descansa en la esclavitud, el tormento y el asesinato”. (Rafael Barrett, 1908, lo que son los yerbales). TAGS:undefined

Es el reflejo de la realidad del Paraguay lacerado por las iniquidades, como resultado de la imposición de la civilización del libre comercio, libre mercado y el libre cambio, o sea del liberalismo económico, y del pensamiento liberal, en auge en el momento de la guerra contra el modelo paraguayo. La triple alianza trajo la pérdida de autonomía y la soberanía del Paraguay, e instalaron el modelo que se basa en la explotación del hombre por el hombre y la destrucción de la naturaleza. Y que Rafael Barrett refleja trágicamente en el escrito que citamos.

En el barrio Jardim Adelfiore de São Paulo, Brasil, en el número 315 de la calle Tarcon, hay una escuela municipal denominada Soledad Barrett Viedma, donde los alumnos la recuerdan como "una luchadora paraguaya heroica, que dio su vida por la libertad". También en Santa Cruz, Río de Janeiro, una calle lleva el nombre de la compatriota comunista.

Decía Soledad Barrett en un acto contra el fascismo en Montevideo Uruguay; “Recién ahora el Uruguay está sufriendo lo que en mi país es una dolorosa realidad desde hace muchos años; las cruces gamadas que los barbaros grabaron en mis piernas son el símbolo que preside la realidad política paraguaya desde hace veinte años”.
La tiranía stroniana termino el 3 de febrero de 1989, pero sus descendientes siguen manejando el Paraguay.

Las tiranías militares y el fracaso de la democracia

El poder castrense fue entronizándose en las naciones del continente: primero en Paraguay (1954); luego en Brasil (1964); y, posteriormente, en otras naciones del Cono Sur como Perú (1968), Uruguay (1972), Chile (1973), Argentina (1976) y Bolivia.
Es la época macabra de los militares, con sus dosis de torturas y desapariciones, protagonizadas por hombres sin escrúpulos como Alfredo Stroessner, Rafael Videla, Augusto Pinochet, Hugo Banzer, los militares brasileños desde el golpe de 1964 contra el gobierno popular de Joao Goulart.

En el marco de la guerra fría y el componente elaborado por los Yanquis de la “doctrina de la seguridad nacional”, se engendró en nuestro continente una guerra contra los pueblos que lucha en la búsqueda de la justicia y del modelo que pudieran dar soluciones a la eterna desigualdad socio económica, que hasta hoy, aquejan a nuestros países.

Cabe citar a Marx cuando plantea que “Mientras el partido democrático, el partido de la pequeña burguesía, amplía y robustece su organización, el partido de la clase obrera pierde su cohesión o forma organizaciones locales para fines locales, y así se ve envuelto en el movimiento democrático y cae bajo la influencia de la pequeña burguesía. Este estado de cosas debe terminar; la independencia de la clase trabajadora debe ser restablecida”. (Carlos Marx, carta a la liga de los comunistas, Londres 1850).

La democracia liberal ha fracasado. Debemos de construir la democracia solidaria que nos lleve a conquistar la comunidad, como el instrumento cultural, económico y social del desarrollo en equilibrio entre el hombre y la naturaleza. Desterrando la violencia y la desigualdad social, que todos tengamos la oportunidad de vivir como seres capaces de realizar sus sueños de felicidad y prosperidad.

La “masacre de la Chácara de São Bento”

La versión oficial fue la de un “enfrentamiento a tiros” ocurrido el 8 de enero de 1973 en un lugar próximo a Recife conocido como la Chácara de São Bento.

En el tiroteo entre la policía y un grupo de siete subversivos, seis de ellos habrían sido muertos y uno habría conseguido escapar. El que supuestamente habría escapado sería Anselmo y mediante esa estratagema, la policía esperaba poder seguir utilizando sus servicios.

No sirvió de mucho, pues la traición quedó al descubierto y Anselmo se vio obligado a desfigurar su rostro para no ser reconocido y a vivir oculto por mucho tiempo, actualmente hace vida pública dando entrevistas en la televisión y programas políticos en radios y prensa digital. Totalmente impune por sus crímenes.

Sólo a partir del año 1995, gracias a la ley nº 9.140, pudo crearse en Brasil una “Comisión Especial de Reconocimiento de los Muertos y Desaparecidos Políticos”. En 1996 la Comisión se ocupó de aquel asunto y enseguida confirmó lo que siempre se había sospechado: que la versión oficial era totalmente falsa.

Se constató que uno de los seis integrantes del grupo José Manoel da Silva, fue apresado la noche del día antes, 7 de enero, en una gasolinera. Otro de ellos Jarbas Pereira Marques, fue detenido en la librería en la que trabajaba. Otros dos Eudaldo Gomes da Silva y Evaldo Luiz Ferreira en sus domicilios. Y los otros dos Pauline Reichstul y Soledad Barrett fueron detenidas en la boutique donde trabajaban.

Una de las testigos presenciales, Sonja María Cavalcanti, testificó ante la Comisión que “Soledad y Pauline estaban en la boutique cuando cinco hombres, diciéndose policías, invadieron el local, golpearon salvajemente a Pauline mientras Soledad, que estaba embarazada, sólo se preguntaba insistentemente ¿por qué?”.. “después las dos fueron llevadas en dos autos”. Cuando le fueron mostradas fotos, la testigo identificó al Cabo Anselmo como uno de aquellos cinco hombres.

La traición

“La división de los sexos es un hecho biológico, no un momento de la historia humana”. (Simone de Beauvoir, El Segundo Sexo).

“Las dictaduras torturan, ahogan, matan, entierran las aberturas para el amor. Levantan muros contra ella, enviándolos al exilio, lo hacen desaparecer. Entonces hacen aparecer el amor como un simulacro, como una capitulación desafortunada. De cualquier modo, en las dictaduras no se pierden apenas las libertades de expresión, cómo ve el pensamiento liberal. Si se pierde el espacio de expresión, mas también el amor pierde libertad. Ella es tornado impotente. Las personas quedan aisladas, amargadas, cubiertas años tras años por cicatrices. Los que ven la muerte de frente a veces con los ojos bien abiertos en la tortura, saben que están muriendo; de cierto modo fueron traídos por el amor”. (Fuente: Presentación del libro “Soledad en Recife” de Urariano Mota, Brasil 2009).

Entre 1971 y 1972 Soledad Barrett Viedma se instala en Olinda, pequeña ciudad de la periferia de Recife, donde el grupo tiene un local y se integra a la dirección que está organizando una futura actividad armada.

A mediados del 1971 Anselmo había sido apresado en Sao Paulo y dejado en libertad misteriosamente, lo que despierta las sospechas de algunos miembros de la dirección de Vanguardia Popular Revolucionaria (VPR) y el apoyo de uno, Onofre Pinto, -líder del grupo que vivía en Santiago de Chile- quien cree en Anselmo cuando dice haber prometido colaborar con la policía para que lo dejaran libre.

El resto de la organización, incluida Soledad, no sabe nada de esto. Recién a fines del 1972 la dirección de la Vanguardia Popular Revolucionaria prueba la actividad de agente infiltrado de Anselmo, gracias a dirigentes de la Alianza Libertadora Nacional (ALN) que lo saben responsable del asesinato de varios de sus militantes.

La dirección del Vanguardia Popular Revolucionaria avisa a Recife que Anselmo es un agente; pero éste se entera y hace actuar al equipo represor al mando de Sergio Fleury, del Departamento de Ordem Política e Social (DOPS) de Sao Paulo, quienes irrumpen en las viviendas de los miembros del grupo asesinándolos a todos de la manera más brutal.

El Traidor

El traidor es el enemigo del amor”. M.R.

La lealtad y la traición son dos palabras y acción que siempre están juntas, es como la “revolución y la contra revolución” están juntos, caminan juntos, no se pueden separar, están unidos por un fino hilo que en el menor descuido se rompe y se produce la hecatombe de las organizaciones revolucionarias.

El traidor y el que traiciona es el que está inserto en la estructura de la organización, en su gran mayoría ejerciendo jefaturas o liderazgos, dentro de esas organizaciones.
El sujeto que no es parte de la organización no pude traicionar, pues desconoce lo que es una organización revolucionaria, en este caso hablamos de grupos marxistas-leninistas, quienes deberían en primer lugar agotar instancias de la seguridad de sus hombres y por ende de la organización.

Traiciona el que conoce, el que está cerca, el que está en el día a día con el funcionamiento de la agrupación, maneja detalles de la estrategia y de la táctica operativa. Por ello que el traidor debe ser ajusticiado, no puede quedar impune.

Es un hecho deleznable desde todo punto de vista, no hay forma de justificar una traición. “…del traidor en la horca”, escribe Soledad en su poema dedicada a su madre, ella es la víctima más cruel de la traición y del traidor.

Por ello la lealtad de las personas a sus principios debe ser la base para consolidar el accionar del sujeto en la proyección revolucionaria de las organizaciones.

Hemos visto en los últimos 50 años de la lucha por la conquista de la humanidad, cientos de traidores cumpliendo su papel de gusano indeseable, entregando a las personas que forman de parte la organización y a la misma organización, muchos de ellos siguen impunes por estas deslealtades a la causa y han generado muchísimas muertes de militantes en todos los países.

Aquí nos referimos principalmente a lo que ocurrió en el Brasil entre los 60 y los 70. El accionar del traidor costo la derrota de las organizaciones revolucionarias y la masacre de muchos militantes por el aparato represivo militar-policial-judicial.

El más conocido de los casos es del CABO ANSELMO, “héroe” creado por los servicios de inteligencia que logro penetrar la organización revolucionaria y posicionarse a la cabeza de uno de ellos, desde donde cumplía a rajatabla su papel de traidor genético.
Este tétrico ser es el responsable de la tortura y asesinato de Soledad Barrett Viedma en 1973 en el Brasil.

Este ser de la oscuridad y escoria de la humanidad, cabalga contra los sueños y los soñadores por la justicia social y de la dignidad de los que caminan el sendero de la humanidad; era pareja sentimental de la traicionada, “…beso su boca abierta y bendigo su belleza, y la gente me llama traidor en mi cara” (letra de Leonard Cohen, El traidor) es más ella estaba embarazada, cuando fue ejecutada.

El traidor no tiene sentimientos, no tiene humanidad, es un engendro que siempre está para causar el mayor mal. La traición del mandato asumido, de jugar con los sentimientos, traicionar el amor, la justicia. 

Siendo incapaces de cumplir con el mandato “nos damos cuenta del auténtico mandato era no cumplir con el”... “y que el mandato más importante era el de permanecer sin culpa en cada apriete y así es como te conoces a ti mismo”, por eso la gente te llama traidor. (Fuente: basado en el poema de Leonard Cohen, El Traidor).

Las traiciones se dan en todos los órdenes de la vida social, pero el que genera mayores consecuencias catastróficas es en el marco de la lucha de clases, contra un sistema que posee todas las estructuras políticas y culturales en defensa de su modelo de destrucción de la naturaleza y de envilecimiento de la humanidad, con su consumismo extremo y la individualidad sin sentido que ha destrozado el principio ético de humanidad y de solidaridad social.

Cada traidor tiene una manera de traicionar a la revolución y esta es la forma en que lo hizo el aña memby José Anselmo dos Santos, Cabo Anselmo.

Es la pregunta de siempre ¿cuantas bellezas seguirán asesinando para mantener su sistema?, la belleza en sí misma es la vida, no solo es la referencia a la belleza física de una mujer, que también es parte, pero la belleza per se es la vida.

Siguen, seguirán asesinando mientras las masas no pongan un corte a ello, en su rebelión popular que nos lleve a conquistar la belleza de la vida en el contexto socio cultural de la sociedad que rompe su atavismo y se convierte en la razón de la libertad de ser libre.

El Poema

El poema escrito por Soledad Barrett trasunta una posición ética innegociable ante las injusticias y la lucha que ella ha emprendido y decidido llevar a su culminación.
Como si los hados de la historia le impidiera escaparse de ella, busca el medio, los elementos que le ayuden a llevar a cabo la misión, de lograr la justicia, ante tantas crueldades y las injusticias que imperan en el seno de la sociedad nacional y latinoamericana, aquí traigo una cita de la abuela de Soledad que escribió lo siguiente refiriéndose a su esposo Rafael Barrett “Si Rafael existiera, ya lo hubieran encerrado en una cárcel, en esta época de poderosos explotadores de pueblos "atrasados", que apeligran a la humanidad entera con su sed insaciable de ganancias. Rafael Barrett vive en el corazón de los que lo comprenden, de los que luchan para salvar al hombre, para que una aurora radiante de felicidad borre las penas humanas”. (Fuente: Francisca López Maíz de Barrett, Asunción junio de 1961).

Es el espíritu que se refleja en el accionar de la nieta Soledad que lucha, ama, llora, ríe y sufre la cruel traición de alguien muy cercano, que a mortales como nosotros, nos cuesta entender esa cercanía.
Cuando le explica a la madre que no se preocupe por que siempre estará en el rostro del que sufre, de los marginados, de los obreros y campesinos que luchan por ser dignos en su condición de personas y sujetos sociales con pensamientos y sentimientos.

La decisión de ser una militante por la causa del comunismo nos muestra la verdad razonada de entregarse a la lucha, y pago, de la forma más extrema, esa decisión.

El enemigo no perdona y es cruel en el cumplimiento de su venganza contra los que llevan la lucha por la transformación de la sociedad individualista a una sociedad solidaria, donde la ética y la cultura sean las formas de ejercitar el funcionamiento de la sociedad, superando la prevalencia de la propiedad privada y la explotación del hombre por el hombre.

Madre, me apena verte así
el quebrado mirar de tus ojos azul cielo
en silencio implorando que no parta.

Madre, no te apenes si no vuelvo
me encontrarás en cada muchacha de pueblo
de este pueblo, de aquel, de aquel otro
del más acá, del más allá
talvez cruce los mares, las sierras
las cárceles, los cielos
pero, Madre, yo te aseguro,
que sí me encontrarás!
en la mirada de un niño feliz
de un joven que estudia
del campesino en su tierra
del obrero en su fábrica
del traidor en la horca
del guerrillero en su puesto
siempre, siempre me encontrarás!

Mamá, no te pongas triste,
Tu hija te quiere.

Soledad Barrett

 TAGS:undefined

Es el perenne retorno de la belleza, el asesino, el asesinato, el traidor, el cobarde, es el circulo que no se rompe, in eternum, seguimos en la lucha por quebrar el triunfo de los malos, buscando que la belleza de la vida, la ética y la razón triunfen y salven a la humanidad. Decimos con Daniel Viglietti;
“En algún sitio del viento o de la verdad
Está con su sueño entero la soledad
No quiere palabras largas ni aniversarios;
Su día es el día en que todos digan
Armas en la mano: "patria, rojaijú”.

Miguel Ríos
CDE, enero de 2020

{
}
{
}

Deja tu comentario La Traición y el asesinato de la belleza

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre