Avisar de contenido inadecuado

Tesis: Partido Comunista del Paraguay

{
}

TESIS

2º CONGRESO

PARTIDO COMUNISTA DEL PARAGUAY

(PC-PARAGUAY

Agosto de 2010

 

“La historia de todas las sociedades

 que han existido hasta nuestros días

es la historia de las luchas de clases”

(Carlos Marx, Manifiesto del Partido Comunista 1848).

INTRODUCCION

Los fundamentos de la doctrina del Partido Comunista del Paraguay (PC-Paraguay) son los del marxismo, sobre cuyas bases, reconstituidas contra las desviaciones oportunistas, emerge la lucha revolucionaria del bloque social de explotados. Dichos fundamentos consisten: en el materialismo dialéctico en cuanto sistema de concepción del mundo y de la historia humana; en las doctrinas económicas fundamentales contenidas en El Capital de Marx en cuanto método de interpretación de la economía capitalista actual; en las formulaciones programáticas del Manifiesto de los Comunistas en cuanto trazado histórico y político de la emancipación de la clase explotada.

La experiencia victoriosa de los bolcheviques en la revolución comunista de 1917 en Rusia y la extraordinaria visión revolucionaria de la cabeza de esa victoria Vladimir Ilich UlianovLENIN-  jefe y maestro del comunismo internacional, son la confirmación, la restauración y el desarrollo consecuente de aquel sistema de principios y métodos.

Ningún miembro del partido puede rechazar la tarea que realizaron los camaradas en 1917 para tomar el poder y demostrar la fuerza y la capacidad de los trabajadores.

El Partido Comunista del Paraguay rechaza y condena las doctrinas de la clase dominante, desde las espiritualistas religiosas, mitológicas, idealistas en filosofía y reaccionarias en política; hasta las positivistas librepensadoras, que en política son defensoras del sistema de explotación capitalista.

El Partido Comunista del Paraguay, condena igualmente las escuelas políticas que cuentan con cierto arrastre en la clase explotada, como son: el reformismo social-demócrata, que concibe una evolución pacífica y sin luchas armadas en el paso del poder capitalista al poder obrero, e invoca la colaboración de clases; el sindicalismo, que desprecia la acción política de la clase obrera y la necesidad del partido como órgano revolucionario; el anarquismo, que niega la necesidad histórica del Estado y de la dictadura proletaria como medios de transformación del orden social y de la supresión de la división de la sociedad en clases.

El Partido Comunista del Paraguay combate las múltiples manifestaciones de revolucionarismo espurio, encaminadas a hacer sobrevivir tales tendencias erróneas a través de su compenetración con tesis aparentemente comunistas; este peligro es designado con el término bien conocido de “centrismo”.

El proceso histórico de la emancipación del proletariado (urbano y campesino) y de la fundación de un nuevo orden social deriva de la lucha de clases. Toda lucha de clases es lucha política, o sea, es una lucha por la conquista del poder político y la dirección de un nuevo organismo estatal. Por consiguiente, el órgano que conduce la lucha de clases a su victoria final es el partido político de clase, único instrumento posible de la insurrección revolucionaria primero, y de gobierno después.

“El comunismo, como superación positiva de la propiedad privada, como autoenajenación humana y, por tanto, como real apropiación de la esencia humana por y para el hombre; por tanto, como el retorno total, consciente y logrado dentro de toda la riqueza del desarrollo anterior del hombre para sí como un hombre social, es decir, humano. Este comunismo es, como naturalismo acabado = humanismo y, como humanismo acabado = naturalismo; es la verdadera solución del conflicto entre el hombre y la naturaleza y del hombre contra el hombre, la verdadera solución de la pugna entre la existencia y la esencia, entre la objetivación y la afirmación de sí mismo, entre la libertad y la necesidad, entre el individuo y la especie. Es el secreto revelado de la historia y tiene la conciencia de ser esta solución”. (Carlos Marx, manuscritos económicos filosóficos 1844).

EL POST ESTALINISMO

La revolución bolchevique de 1917, marco definitivamente el trayecto revolucionario de los obreros organizados en partidos de clase, y conquisto el poder del estado, demostrando con ello, que la fuerza de los trabajadores es decisiva en cualquier circunstancia de la historia, ya sea a favor de la burguesía o como debe ser a favor de la revolución socialista basado en el marxismo.

Es una epopeya que queda en la historia universal y se constituye en la fuerza moral de los trabajadores, en todo el mundo, para renacer a cada instante en la lucha por hacer que la “humanidad” sea humana y que los medios de producción estén en manos de sus verdaderos propulsores, dándose así el progreso ético de la clase obrera y campesina, superando la barbarie capitalista.

Este hecho histórico produjo sus contradicciones que no pudieron ser administradas en forma coherente por los revolucionarios, y cayó en manos de la burocracia, encabezada por la troica José Stalin, Sinoviev y Kamenev; conduciendo un proceso de catástrofe que hizo implosión con la definitiva caída en 1990, cerrando así un ciclo que degeneró la ideología y el papel del marxismo-leninismo en la construcción del socialismo científico, entregando al capitalismo en bandeja la derrota psico-histórica de los trabajadores.

Los partidos comunistas que han hecho  su critica y autocrítica, pasan por el proceso del post estalinismo, que ideológica, filosófica, cultural y moralmente es la desviación escandalosa del marxismo, y también del leninismo, que terminó por crear revolucionarios de cartón chapoteando en el fango estalinista.

El manejo prebendario, corrupto y burocrático de las organizaciones que surgieron al calor de la revolución bolchevique, reflejo del autoritarismo y decadencia del “líder”, y la nomenclatura de funcionarios y oportunistas, que vivían a costa del sacrificio del obrero y del campesino, como los agentes del capitalismo, cumpliendo el papel de “esquiroles”.

Decía Lenin en carta dirigida al congreso en 1922, “El camarada Stalin, llegado a secretario general, ha concentrado en sus manos un poder inmenso, y no estoy seguro de que siempre sepa utilizarlo con la suficiente prudencia. Por otra parte, el camarada Trotsky, según demuestra su lucha contra el CC con motivo del gobierno del Comisariado del Pueblo de Vías de comunicación, no se distingue únicamente por dotes relevantes, personalmente, quizás  sea el hombre más capaz del actual CC, pero esta demasiado ensoberbecido y se deja llevar demasiado por el aspecto puramente administrativo de los asuntos(23-XII-22 Tomo 12, Lenin: Obras Escogidas, Editorial Progreso, Moscu 1977).

Esta carta nunca se leyó en el congreso, pues ya estaba en marcha la conspiración estaliniana, que después desemboco en la reinstalación del capitalismo y la explotación del hombre por el hombre en la ex Unión Soviética. Nuestra postura no es una concepción anti o contra, sino la realidad objetiva, que se daba en aquellas circunstancias de la revolución proletaria en Rusia.  Lenin con su amplia capacidad y experiencia, se dio cuenta del camino errado que estaba llevando el partido, y busco corregirlo, pero ya no pudo, el tiempo y su salud deteriorada se interpuso.

El estalinismo inficiono gravemente al partido y al estado soviético, llevándolo por la perversión ideológica y la aplicación del culto al personalismo, que trajo tanta tragedia a la revolución en todo el mundo.

El texto citado anteriormente esta complementada por otra del 24 de diciembre de 1922 en donde LENIN pide que se aleje a Stalin del cargo de secretario general del partido, el texto transcribe lo siguiente: “STALIN es demasiado brusco, y este defecto, plenamente tolerable en nuestro medio y en las relaciones entre nosotros, los comunistas, se hace intolerable en el cargo de secretario general. Por eso propongo a los camaradas que piensen la forma de pasar a Stalin a otro puesto y de nombrar para este cargo a otro hombre que se diferencie del camarada Stalin en todos los demás aspectos solo por una ventaja, a saber: que sea más tolerante, más leal, mas correcto y más atento con los camaradas, menos caprichoso, etc.” (LENIN: Tomo XII, Obras Escogidas, Editorial Progreso, Moscu 1977, pagina 362).

El posterior desarrollo de los hechos nos liberan de mayores argumentaciones, ya el propio Lenin buscaba solucionar esta desviación que se daba en el partido, los resultados han sido lamentables, 70 años después, el capitalismo triunfa ante el “socialismo real”, sin disparar un tiro, y sin que los trabajadores hayan sentido pena por esa situación, demostrando, en forma tajante, el error psico-histórico del estalinismo.

Por ello planteamos el post estalinismo, y no lo que plantean los defensores de la explotación, pretender desarrollar el post socialismo, cuando el mundo de los trabajadores del campo y la ciudad, no ha llegado a ese estadio del desarrollo de las fuerzas productivas y de la cultura. Los partidos comunistas deben avanzar en el post estalinismo, recuperando el marxismo-leninismo en la lucha radical -contra la explotación y destrucción de la naturaleza-, y  buscar la conquista del poder.

Coincidimos con el CHE GUEVARA cuando afirmaba, la existencia del turismo revolucionario y los asalariados del pensamiento oficial estalinista. Los comunistas han cometido muchos errores al dejar el marxismo como base ineluctable de la revolución y zambullirse en los comentaristas oportunistas y burócratas de guante blanco que se empotraron en los partidos, haciéndolos fracasar en su papel de ser constructores de la vanguardia revolucionaria y ascenso cultural del socialismo científico.

En la decadencia terminal del capitalismo-imperialismo esta autocrítica y la superación del post estalinismo, volverá a reverdecer la fuerza revolucionaria y humanista de todos los comunistas y de los partidos de clase en la lucha final entre la barbarie y la salvación del planeta, que pasa por el eco-socialismo, dictadura del proletariado, camino al ECO-COMUNISMO, etapa superior del  progreso y desarrollo de la cultura humana.

TESIS DE LENIN EN LA LUCHA REVOLUCIONARIA

-La revolución es una guerra, y la política es, de manera general, comparable al arte militar.

-Una revolución política es también y sobre todo una revolución “social”, un cambio en la situación de las clases en las que se divide la sociedad.

-Una revolución está hecha de una “serie” de batallas; corresponde al partido de vanguardia facilitar en cada etapa una consigna adaptada a la situación objetiva; a él incumbe reconocer el momento “oportuno” de la insurrección.

-Los grandes problemas de la vida de los pueblos se resuelven solamente por la fuerza.

-Los socialistas no deben renunciar a la lucha a favor de las reformas.

-En la era de las masas, la política comienza allí donde se encuentran millones de hombres, incluso decenas de millones.- Desplazamiento tendencial de los focos de la revolución hacia los países dominados.

LA DICTADURA DEL PROLETARIADO

Significa la más amplia democracia para las grandes mayorías, para los explotados, para los sometidos; y dictadura férrea contra la ínfima minoría de explotadores. La dictadura del proletariado es el gobierno del pueblo trabajador, de los pequeños productores, de las masas empobrecidas de la ciudad y del campo, y se ejercerá por medio de los órganos de poder de esos mismos explotados.

La dictadura del proletariado cumplirá las tareas democráticas pendientes: revolución agraria, industrialización general, construcción de un fuerte mercado interno y por tanto, unidad nacional, liberación del país sometido al imperialismo, resolución de los problemas elementales de alimentación, vivienda, salud y educación.

La dictadura del proletariado expresa la unidad de la nación oprimida, y la clase obrera imprime su sello a esa unidad por la perspectiva histórica de los asalariados, de los no propietarios: el proletariado en el poder no se limitará al cumplimiento de las tareas democráticas, y sólo las abordará como parte de sus propias tareas: el objetivo estratégico de la clase obrera no se detiene en la liberación nacional, se proyecta hacia la sociedad sin clases, la sociedad comunista.

El partido procurará en su trabajo diario formular su estrategia en los términos más pedagógicos. La consigna de dictadura del proletariado debe explicarse incansablemente, y señalar que se trata del Gobierno de las grandes mayorías, todos los explotados, bajo la dirección de la clase obrera.

El desconocer este principio fundamental del marxismo es lo que ha llevado a los partidos comunistas a convertirse en simples estructuras burocráticas sin la capacidad de influir en el proceso revolucionario.

EL FRANCISMO DEL PARTIDO COMUNISTA DEL PARAGUAY

“El tiempo de la ilusión y del engaño ya pasó

José Gaspar Rodríguez de Francia 

El francismo es la identidad nacional que tiene el Partido Comunista del Paraguay, la experiencia francista es la única radical revolución del siglo XIX, únicamente comparable a la revolución cubana del siglo XX en America Latina y el Caribe.

El  modelo económico, político, social y cultural que representa el francismo coincide plenamente con la construcción comunista de una sociedad basada en la clase proletaria, como la predominante y sus organizaciones democráticas.

El francismo construyó desde la comunidad, la solidez de la soberanía de un estado revolucionario, que marcó la impronta de las luchas por la independencia en nuestro continente.

Francia es el gran olvidado de los revolucionarios, por ello es una tarea de enorme importancia que los revolucionarios recuperemos el FRANCISMO, como elemento de cohesión en el Paraguay, atendiendo  nuestra identidad étnica y el avance que pudo realizar este modelo.

Con Francia se rompe el esquema del negocio como fin de las luchas independentistas y se convierte en un principio de construcción de una sociedad diferente, nueva, donde la gran masa de explotados se convierte en protagonista y creadora de su historia.

Haber adelantado al Paraguay en la educación básica contrastando con la Europa imperial que tenía mas del 70 por ciento de su población en situación de analfabetismo, es un aspecto indiscutible de la revolución encabezada por el Dr. Francia, el orgullo del paraguayo era el de saber leer y escribir.

La organización de la comunidad para su defensa, los comisarios políticos, la guardia nacional etc., son creaciones de la revolución paraguaya que le tenía a Francia como la figura determinante.

La aplicación del asilo político por primera vez en este continente, refleja su condición de internacionalista y el planteamiento de crear la confederación de países en el Río de la Plata, como medio, para evitar los enfrentamientos sectarios y de intereses impuestos por la potencia dominante, Inglaterra, son muestras de la gran tarea que llevo a cabo Francia, y que sus detractores tratan de ocultar al conocimiento del pueblo.

EL PARTIDO COMUNISTA DEL PARAGUAY

El Partido Comunista del Paraguay (PC-Paraguay) es el partido de los trabajadores de la ciudad y del campo, sometidos a la explotación capitalista, abierto a todo el pueblo (bloque social de explotados) en lucha por el socialismo científico.

El Partido Comunista del Paraguay (PC-Paraguay) es un partido nacional autónomo, patriótico e internacionalista fundido con las esperanzas y expectativas de los paraguayos por una patria mejor, la democracia proletaria, la paz mundial y la eliminación del terrorismo de Estado.

Está fundamentado en el marxismo-leninismo-francismo el cual se desarrolla en forma creadora y audaz atendiendo la realidad del Paraguay y la situación socio cultural del bloque social de explotados.

El Partido Comunista del Paraguay se esfuerza, diariamente, en construir un proceso que desemboque en la toma del poder y así conquistar el acceso a los beneficios de la salud, la educación, la alimentación, la vivienda, la recreación y la cultura.

En forma permanente vamos corrigiendo los errores, adecuando nuestra disciplina de revolucionarios a la tarea de ser la vanguardia en la lucha por el socialismo científico. Nuestra gran diferencia con el resto de los comunistas es que nosotros no tenemos vergüenza de asumir nuestra condición de marxistas-leninistas y de defensa de la dictadura del proletariado, como etapa de transición en la consolidación de la lucha revolucionaria por el socialismo y finalmente por el comunismo.

Somos solidarios con la lucha de los pueblos que asumen su posición de clase y declaramos que el imperialismo es un enemigo a vencer, pero, desde la condición de ser clase proletaria en organización y con capacidad de llevar a la victoria la revolución.

Nosotros no planteamos la unidad por la unidad, sino que esta debe ser consecuencia de una dinámica dialéctica de comprensión del proceso y elevación, de la acumulación de fuerza para definir en el terreno que sea con la burguesía el control del poder.

La doctrina de Marx estableció las verdaderas tareas de un partido socialista revolucionario: “no componer planes de reorganización de la sociedad... sino organizar la lucha de clase del proletariado y dirigir esta lucha, que tiene por objeto final la conquista del poder político por el proletariado y la organización de la sociedad socialista...”.

El Partido Comunista del Paraguay (PC-Paraguay) se basa en el principio del centralismo democrático. La elegibilidad de los órganos superiores del partido por parte de los inferiores, el carácter absolutamente obligatorio de todas las directivas de los órganos superiores para con los inferiores. La existencia de un fuerte centro del partido, cuya autoridad, en el intervalo entre los congresos del mismo, no puede ser contestada por nadie: éstos son los principios esenciales del centralismo democrático.

LA LUCHA O LA NADA

“Luchar o morir, la lucha sangrienta o la nada. Así esta planteado inexorablemente el dilema” (Carlos Marx en miseria de la filosofía).

La clase explotada debe colocarse en la lucha social política de la conquista del poder y no en el campo de la paz social, pues la paz social, es la receta del capitalismo-imperialismo  para  seguir destruyendo la naturaleza y la vida. El eco-comunismo es la alternativa en oposición al capitalismo.

La naturaleza es el cuerpo no orgánico del hombre, éste depende de la naturaleza para vivir, transformándola y buscando el equilibrio de la misma, el capitalismo destruye esa naturaleza y va matando la vida en el planeta, llevando al ser humano hacia la nada.

La ilusión del capitalismo debemos superarla, llevando adelante la lucha por el socialismo científico.

Los procesos históricos los hacen los pueblos, y es el pueblo quien se libera a sí mismo, la liberación y emancipación nunca llegan de arriba, surge y se consolida desde abajo, es la gran tarea de la conciencia revolucionaria de los miembros de la comunidad.

El partido esta obligado a llevar la conciencia revolucionaria en todo su accionar, aún cuando sea por alguna reivindicación puntual, en el marco de la táctica flexible, mirando siempre la concreción revolucionaria de tomar el poder. El objetivo supremo del partido es el de lograr la conciencia subjetiva, del valor y la fuerza de los desposeídos en la concreción de la lucha revolucionaria y su capacidad de vencer; de no ser derrotados.

LA MUJER Y LA EXPLOTACION

Las mujeres sufren la doble explotación en el modelo capitalista, por la imposición y funcionamiento del patriarcado cultural-social, en donde la mujer es secundaria en el relacionamiento familiar y económico, y está en amplia desventaja respecto al varón explotado en materia de consideración y salario, recibiendo por el mismo trabajo y la misma responsabilidad, menor retribución (sueldo) no importa el nivel de responsabilidad, esa discriminación es otra manera en que el capital aumenta la plusvalía.

En nuestro país existe la cultura del machismo que arranca en el seno familiar y se desarrolla en la sociedad laboral, estudiantil, deportiva, cultural, etc. Dejando su estela de resentimiento en la unidad familiar. Esta situación de la mujer en el proceso productivo del modelo se debe elevar a la conciencia de clase de la mujer, para que se pueda lograr su integración efectiva en la lucha por la emancipación de la explotación al mismo nivel que los varones. En la decadencia del modelo capitalista y su civilización, las mujeres constituyen mano de obra barata, y son en un alto porcentaje responsables de hogar llegando al 36% en el paraguay.

La discriminación es más radical en el seno de la población desposeída campesina, apoyada y fomentada esta realidad por las creencias religiosas; donde la mujer casi no tiene opinión en las cuestiones de manejo de la unidad familiar y en el manejo de la producción de sobrevivencia que llevan las familias campesinas. Las mujeres son esclavas del trabajo hogareño y también en la capuera, al mismo tiempo deben ser esposas y madres, esta multiplicidad de roles que realiza la mujer, ayuda al sistema explotador a potenciar su acumulación, pues el trabajo en el hogar no es considerado trabajo, y no tiene ninguna remuneración. El trabajo de la mujer no tiene límites de horario de días o meses, es de 365 días al año. El bienestar es para la clase explotadora y las explotadas constituyen una masa sometida a la incultura y la opresión familiar y social.

Si las mujeres decidieran un día no hacer ninguna de las tareas que realizan en el hogar, la sociedad patriarcal se encontraría en un callejón sin salida, y representaría desde la perspectiva económica en millones de dólares hora en costo-acumulación.

La revolución socialista busca el bienestar social, no el beneficio económico de por sí; y este bienestar social constituye el medio idóneo para que la mujer rompa con su esclavitud y sea sujeto de la transformación de la nueva sociedad y la nueva mujer.

Marx insiste en que sin la mujer la lucha revolucionaria carece de una  fuerza vital, por ello es trascendente que las mujeres conquisten el papel de ser sujetos revolucionarios, cambiando la percepción social de representar  a la parte más reaccionaria, en contra de la clase explotada, ello requiere una sistemática tarea en la orientación ideológica y la conciencia de clase.

La perspectiva de género es una desviación pequeño burguesa, haciendo coro al capitalismo en su explotación. De esta forma lo que se logra es un planteamiento de carácter reformista-economicista: que la explotación sea mejor remunerada; y en el seno familiar explotar a las mujeres más pobres, cumpliendo el papel de sirvientas, reproduciendo la cultura patriarcal desde el género mujer pequeña burguesa.

LA SITUACION AGRARIA

La agricultura capitalista y la agricultura campesina disputan territorios en casi todo el mundo. La producción agrícola destinada a combustible, está cambiando aceleradamente la relación del campesino propietario y/o tenedor de tierra y el capitalismo que necesita cada vez mas extensión de territorio, para cultivar y/o producir lo que se denomina el agro-combustible, dejando de lado el concepto tradicional de agro-alimento para el mundo, ahora es combustible para los países capitalistas y mas hambre para los habitantes de los países pobres.

Es el post petróleo, la plutocracia mundial necesita de combustible y usa la producción agrícola para ello, entonces requiere de mayor extensión de territorio a su disposición para garantizar el agro-combustible.

Así tenemos: los países que alquilan y venden territorio para la agricultura capitalista, los arrendatarios y al mismo tiempo arrendador de territorio, ejemplo Brasil, y los países arrendadores de territorio.

Este periodo del post petróleo, es la tercera etapa de la revolución verde, que consiste en el mayor control y concentración de los territorios agrícolas y la utilización de la modificación genética para asegurar la producción y la cantidad de esa misma producción, sin mayores contratiempos producidos por la naturaleza; esto es lo más grave: en la medida que avanza y se posiciona el capitalismo en el control de los territorios agrícolas, es mayor la destrucción de la naturaleza, y mayor el quiebre de la estructura tradicional campesina de los países pobres, como el Paraguay.

Sin la organización y la lucha revolucionaria y sin el socialismo científico, en poco tiempo tendremos el dominio absoluto de los capitalistas del territorio agrícola continental, y la apropiación definitiva de productos tradicionales del campesinado, como ser el maíz y las plantas medicinales, que han sido patentadas por las grandes empresas capitalistas, y exigen el pago de regalías para su utilización, como es el caso de México, donde los campesinos ya no pueden plantar el maíz sin que paguen regalías a los que tienen la patente del maíz, originario del continente.

Con el dominio territorial del capitalismo de los países pobres, cada vez es más ilusorio hablar de soberanía y de autodeterminación, toda la cháchara referente a soberanía que plantean los gerentes políticos del capitalismo imperialismo, son distracciones que buscan anular la razón de los trabajadores de la ciudad y del campo.

El resultado de la territorialización de la agricultura para el combustible, es que los ciudadanos se convierten en mendicantes, que reciben asistencia de los mismos que destruyen a nuestros países.

EL PLANTEAMIENTO LENINISTA DE LA RELACION AGRARIA

La línea fundamental de Lenin consiste ante todo en la rectificación desde el punto de vista histórico del problema de la producción agrícola en el sistema marxista. En la economía agrícola faltan las premisas de la socialización de las empresas en una época en que ya están maduras en la economía industrial.

El problema de los intereses generales de los campesinos pobres es insoluble en el marco de la economía capitalista-especulativa y del poder burgués. Esto permite que el proletariado una a su propia lucha la emancipación del campesino pobre, de un sistema de explotación por parte de los terratenientes y de la burguesía, y transformar radicalmente la estructura de la posesión de la tierra y el modo de producción, que actualmente destruye la naturaleza y el hábitat del campesino originario.

En la propiedad que es grande desde el punto de vista jurídico, pero que se compone técnicamente de pequeñísimas empresas productivas, la destrucción de las superestructuras legales se presenta como el reparto de la tierra entre los campesinos. En realidad, esto no es otra cosa que la liberación de una explotación común de las pequeñas empresas que anteriormente estaban ya separadas.

Esto no puede hacerse sin romper revolucionariamente las relaciones de propiedad, pero sólo el proletariado urbano (industria y servicios) puede ser el protagonista de esta rotura, porque éste no es solamente, a diferencia del campesino, una víctima del sistema de las relaciones burguesas de producción, sino el producto histórico de su madurez, para así ceder el paso a un sistema de nuevas y diversas relaciones.

Por consiguiente, el proletariado encontrará una ayuda preciosa en la insurrección del campesino pobre. Pero en las conclusiones tácticas de Lenin es esencial, en primer lugar, la diferencia fundamental que existe entre las relaciones del proletariado con la clase campesina y las relaciones entre el proletariado con las capas medias reaccionarias de la economía urbana, expresadas -sobre todo- por los partidos social demócratas; y, en segundo lugar, el concepto de la preeminencia y hegemonía de la clase proletaria en la conducción de la revolución.

En el momento de la conquista del poder, el campesino se presenta como un factor revolucionario; pero bien que su ideología se modifica en la revolución con respecto a las viejas formas de autoridad y legalidad, no se modifica mucho en relación con las relaciones productivas que siguen siendo las tradicionales de la empresa familiar aislada y en competencia con las otras, de modo que la propia necesidad del proceso socialista generará la revolución agraria, para que se pueda sustentar la economía revolucionaria en la amplia participación de los campesinos a través de la producción planificada y orientada a dar satisfacción a las necesidades básicas, a la prevención ante posibles carencias y a la exportación de la producción sobrante.

Según Lenin, en el terreno táctico y organizativo el proletariado agrícola no ligado a la tierra (jornalero) debe ser considerado y encuadrado en el mismo plano que el resto del proletariado. La alianza con el campesino pobre, que trabaja solo su parte de tierra o un lote insuficiente, se vuelve simplemente neutralización respecto al campesino medio, en el que se superponen los caracteres de víctima de ciertas relaciones capitalistas y de explotador de mano de obra; estos últimos caracteres son preeminentes en el campesino rico, que es un enemigo directo de la revolución.

El campesino que se ha vuelto consciente del programa de los comunistas y susceptible de organizarse políticamente debe volverse un miembro activo en la conquista del poder revolucionario; sólo así podrá combatirse el surgimiento de partidos burgueses que se autodefinen “campesinistas-agraristas”,  y que son contra revolucionarios.

EN EL PARAGUAY

La frontera agrícola se ha extendido a medida que los grandes capitales invierten en la producción de soja, maíz, algodón y trigo, generándose la expulsión del campesino tradicional de su tierra por la fuerza del capital, que necesita grandes extensiones de tierra para poder producir, con la tecnología de ultima generación y con escasa utilización de mano de obra no calificada. El 90% (por ciento) de las tierras aptas para el cultivo está en manos del 1% (por ciento) de la población, y esto refleja la real situación de la explotación y la destrucción de la naturaleza en el paraguay.

Los minifundiarios (pequeños tenedores de tierra) son una especie en extinción en el Paraguay, los departamentos de población urbana tradicional se encuentran en una situación de atraso crónico, y esta realidad no podrá ser superada si es que no se implementa un sistema de producción que contemple la incorporación de la tecnología de última generación, la asistencia crediticia, la planificación y la colocación del producto en el marcado de consumo.

El modelo del mono cultivo empresarial-capitalista es responsable de la destrucción del medio ambiente, de la expulsión de los campesinos de su tierra de origen y de la acumulación de las enfermedades producidas por la utilización de los agro tóxicos, como características, para generar el mas extremo lucro, a costa de la enfermedad de miles de ciudadanos, que no tienen la posibilidad de resistir a esta invasión del capital, por falta de conocimiento y de organización revolucionaria.

El capitalismo esta en un franco desarrollo en el Paraguay y la diferencia social se irá agudizando cada vez más. Por ello la trascendencia de que las organizaciones campesinas definan su posición de clase y asuman la alianza estratégica con el explotado urbano, para concretar la toma del poder y terminar con la hegemonía cultural y económica del capitalismo. En nuestro país estamos en un proceso de profunda confusión de la clase dominante y de los sectores de la izquierda rosadita y amarilla, y los comunistas estalinistas, que le hacen el coro sobre las “bondades” de la “democracia participativa” y ella como el “elixir supremo” para los pobres, llevándolos por el camino de la descomposición de clase, dando como resultado la manipulación y el maniqueísmo, conforme a los intereses de grupo, compitiendo quién es mas eficiente al servicio del capital y de la burguesía nacional.

El triunfo de los reaccionarios abruma, momentáneamente, muchas veces el espíritu de lucha, pero el campesinado se sacude de esta situación y asume su condición de revolucionarios, para cambiar la correlación entre la clase dominante y los revolucionarios urbanos y campesinos, la fuerza de la conciencia de clase es invencible y debemos traducirlo en la conquista del poder.

EL CENIT DEL CAPITALISMO

“La concepción marxista de la realización conduce inevitablemente al reconocimiento del carácter histórico progresivo del capitalismo (desarrollo de los medios de producción y también, consiguientemente, de las fuerzas productivas de la sociedad); pero, con ello, no se esfuma el carácter históricamente perecedero del capitalismo, sino que lo explica”. (Lenin, Insistiendo en el problema de la teoría de la realización, publicado en el Tomo III del Capital, como apéndice)

El desarrollo de las fuerzas productivas del capitalismo ha llegado a su cenit y esto naturalmente lo lleva a su crisis terminal (desarrollo catastrófico), la clase dominante mundial, los capitalistas, buscan los medios adecuados para mantener en vigencia su modelo económico y su civilización, que están identificados por un producto que se está acabando: el petróleo. De allí que podemos identificar -a esta etapa del capitalismo- como la civilización del petróleo, y esta civilización esta entrando en el proceso terminal -post petróleo- ante la inminencia de su terminación y los desastres que va a generar explotar el petróleo que existe en los confines de los océanos. Esto ya ocurrió con el desastre que representa el quiebre de la plataforma de British Petroleum (BP) en el golfo de México, y es apenas una muestra de toda la destrucción y del desastre ambiental, que se dará en la explotación de esta reserva submarina de petróleo.

La economía del capitalismo se sustenta en el poder político y militar del imperialismo, encabezado por los Estados Unidos y sus aliados europeos y asiáticos, que recurren a esa fuerza, para mantenerse como la potencia hegemónica buscando alargar la agonía del capitalismo y la destrucción del planeta.

Marx escribe en el capital que el capitalismo esta, manchado de sangre y chorrea sangre por todos lados, así tenemos la interminable guerra en todo el planeta que implementa el capitalismo-imperialismo, con el fin de controlar los recursos básicos de materia prima y el control geopolítico de la regiones, ya sean por el petróleo, uranio, oro, plata, platino, agua dulce, y un largo etcétera, llevando a la militarización del mundo y esta militarización con la excusa de lucha contra el terrorismo y el narcotráfico, enrostrando la presunta culpabilidad en aquellos que no comparten el método y la ideología de la élite dominante mundial.

En el oriente medio sigue el genocidio de los israelíes, contra el pueblo de palestina, sometido a la fuerza militar de Israel, apoyado por los países industrializados y principalmente por los Estados Unidos, la guerra en Afganistán, la ocupación de Irak, los bombardeos en Pakistán, el intento de guerra en Osetia del Sur, los conflictos de nunca acabar en África, Asia, America Latina y el Caribe, el acuerdo militar con el Brasil, la presión y amenaza a Venezuela, el bloqueo de 50 años a Cuba revolucionaria, la ocupación militar de Haití desvastada; con la cuarta flota y la presencia de siete bases militares en territorio colombiano, en el marco del control geopolítico de la región, y asegurarse de que los procesos revolucionarios tengan la oposición directa de la fuerza militar de la clase dominante mundial, es la crisis terminal del sistema, o sea el cenit y la caída, y esta caída lo buscan controlar para que puedan salir airosos, y continuar con este concierto de destrucción y tragedia del mundo que representa el capitalismo-imperialismo.

La alternativa es el socialismo científico, con características propias de regiones geo-étnicos-culturales, creando la federación de países socialistas en todo el planeta para superar la civilización capitalista.

CIFRAS DEL CAPITALISMO

Población mundial: 6.800 millones, de los cuales,

1020 millones son desnutridos crónicos (FAO, 2009)

2000 millones no tienen acceso a medicamentos (www.fic.nih.gov)

884 millones no tienen acceso a agua potable (OMS/UNICEF 2008)

924 millones “sin techo” o en viviendas precarias (UN Habitat 2003)

1600 millones no tienen electricidad (UN Habitat, “Urban Energy”)

2500 millones sin sistemas de drenajes o cloacas (OMS/UNICEF 2008)

774 millones de adultos son analfabetos (www.uis.unesco.org)

18 millones de muertes por año debido a la pobreza, la mayoría de niños menores de 5 años. (OMS)

218 millones de niños, entre 5 y 17 años, trabajan a menudo en condiciones de esclavitud y en tareas peligrosas o humillantes como soldados, prostitutas, sirvientes, en la agricultura, la construcción o en la industria textil (OIT: La eliminación del trabajo infantil: un objetivo a nuestro alcance, 2006)

Entre 1988 y 2002, el 25 % más pobre de la población mundial redujo su participación en el ingreso mundial desde el 1.16 por ciento al 0.92 por ciento, mientras que el opulento 10 % más rico acrecentó sus fortunas pasando de disponer del 64,7 al 71.1 % de la riqueza mundial. El enriquecimiento de unos pocos tiene como su reverso el empobrecimiento de muchos.

Ese solo 6.4 % de aumento de la riqueza de los más ricos sería suficiente para duplicar los ingresos del 70% de la población mundial, salvando innumerables vidas y reduciendo las penurias y sufrimientos de los más pobres. Entiéndase bien: tal cosa se lograría si tan sólo se pudiera redistribuir el enriquecimiento adicional producido entre 1988 y 2002 del 10% más rico de la población mundial, dejando intactas sus exorbitantes fortunas. Pero ni siquiera algo tan elemental como esto es aceptable para las clases dominantes del capitalismo mundial. (Atilio Boron, sepa lo que es el capitalismo).

Las desigualdades en el mundo y el mal desarrollo humano.

La renta de las 500 personas más ricas del planeta es mayor que los ingresos totales de 416 millones de personas más pobres.

Personas que viven con menos de 2 dólares por día en 2005: 2.600 millones.

Número de personas que viven con menos de 1,25 dólares por día en 2005: 1.400 millones. Más de 100 millones de personas en Latinoamérica y el Caribe sobreviven con menos de 1 dólar diario (el cambio a julio de 2010 en guaraníes es de 4.750. -El kilo de puchero es de guaraníes 12.000.-). 1.100 millones de personas sufren hambre en el mundo.

En el Paraguay tenemos 36% de la población en situación de extrema pobreza, 60.000 niños y niñas explotadas en tareas domésticas conocidas como los criaditos y criaditas. Carencia de camino de todo tiempo, apenas existen 3.000 kilómetros y necesitamos 60.000 kilómetros de caminos de todo tiempo, 12% de analfabetismo crónico, mas de 600 muertes maternas anuales por complicaciones del parto y puerperio en Paraguay; en el mundo 500.000 mujeres.

En Paraguay de los 170.000 niños que nacen por año, 7.000 mueren antes de los 10 años. 800.000 personas carecen de vivienda, acumulable 15.000 por año, 80.000 jóvenes por año salen al mercado laboral sin posibilidad de encontrar ocupación para obtener ingreso económico (sueldo). El promedio de educación básica escolar en el paraguay es de 6 años, en Cuba es de Bachiller (12 años).

El capitalismo no es democrático, no es participativo, no es popular, tiene una lógica simple y cruel cual es la de  generar RENTA, LUCRO, GANANCIA, PLUSVALIA, no tiene otro objetivo, por tanto, es ridículo y contra-revolucionario el planteamiento de los oportunistas de izquierda, de los reformistas y de los bolsones estalinistas que medran alrededor del capitalismo, engañando a la masa, llevándola hacia la confusión de clase, que muy bien aprovecha el sistema político del capitalismo, para mantenerse en el poder, a pesar de su crisis terminal, al decir de Lenin el mundo seria revolucionario si no existiesen los reformistas.

SOLIDARIDAD

Expresamos nuestra solidaridad internacionalista con la revolución del pueblo cubano, que sigue siendo la colina moral de la revolución latinoamericana, como decía el Che; con el proceso bolivariano de Venezuela, con el pueblo de Bolivia que debe profundizar el proceso de conquistas socialistas, con Palestina ejemplo de resistencia, con las víctimas de la barbarie guerrerista del imperialismo-capitalismo en Irak y Afganistán. Trayendo a la memoria histórica, para no olvidar nunca, la bomba nuclear en Hiroshima (6 de agosto) y Nagazaki (9 de agosto) en 1945, el agente naranja en Vietnam, donde hasta hoy sufren las consecuencias de la irracionalidad del capitalismo, con el pueblo de Colombia que lucha por conquistar su emancipación, con todos los pueblos del bloque social de explotados, que luchan por conquistar el reino de la libertad y salir del reino de la necesidad.

SINTESIS

La síntesis es la revolución, es la salida que le queda al bloque social de explotados en el Paraguay y en todo el mundo. La posición reformista de los trabajadores y sus sindicatos en Europa cayó por el piso, y las conquistas históricas se han convertido en parte del recuerdo de los trabajadores, que ahora deben volver a ser la vanguardia en la lucha social política y conquistar el poder, y no aceptar caer en el error de la democracia burguesa y la explotación económica, los reformistas deben ser pasados al basurero de la historia, para que los trabajadores logren la conquista de la dignidad como seres humanos consciente y con identidad de clase.

Los esquemas de por sí no pueden probar nada; solo pueden ilustrar un proceso, siempre y cuando los distintos elementos que lo forman se hallen teóricamente esclarecidos”. (Lenin: Observación sobre el problema de los mercados.)

La crisis de Grecia no se puede reducir a un problema interno, es el reflejo de la crisis terminal del capitalismo, es la decadencia del sistema que impone pautas en el manejo de la economía y esto lleva a tirar sobre los trabajadores el sostén del crecimiento y el desarrollo del capitalismo, así como explica Marx, necesita de la mundialización para que pueda aguantar sus propias contradicciones y es lo que denominan actualmente la globalización, que se puede resumir en lo siguiente, globalización de la miseria y la explotación de los recursos estratégicos de las regiones del planeta, lo que se denomina la Geo-Política-Económica (GPE), sostenida en el poder militar y las cabezas nucleares del imperialismo yanqui; “…hoy todas dependen las unas de las otras, de los progresos que se logran en los países más remotos como en las comarcas mas próximas y de las variables coyunturas del mercado mundial”. (Federico Engels, Sobre el Capital de Marx, tomo III, EL CAPITAL).

Europa no será la fuerza del capitalismo en el mundo con su moneda el euro, pues la misma no tiene el respaldo del oro, como patrón de valor, sino es la decisión política de los gobiernos: Alemania, Francia, Inglaterra, sometidos al poder de Estados Unidos, que impone el precio de los papeles pintados para que ellos puedan exportar su producción a un mercado de alto consumo, esto se vuelve en contra, como parte de la contradicción del capitalismo, y produce el quiebre del equilibrio y la especulación extrema ayuda a quebrar el fino hilo de sostenibilidad que vende el capitalismo a través de su propaganda y la consciencia feliz, de las sociedades atrapadas en su individualismo fetichista, en su cauce del consumismo extremo, característica del capitalismo.

La aplicación de las reformas pro-defensa del capital es la vía para tratar de alargar la agonía del capitalismo, esta agonía puede durar mucho tiempo si no surge la vanguardia revolucionaria de los obreros en la lucha por el poder del eco-socialismo camino al eco-comunismo buscando salvar al planeta de la destrucción nuclear del capitalismo.

El capitalista lucha por su ganancia, el obrero por su salud, por un par de horas de descanso al día, por el derecho a poder sentirse también un poco hombre y que su vida no se reduzca a una cadena incesante de trabajar, comer y dormir”. (Federico Engels, sobre El Capital de Marx).

En el continente están dadas las condiciones objetivas para la insurrección revolucionaria, es perentorio fortalecer las organizaciones revolucionarias que tengan en su lineamiento político la lucha y la toma del poder del estado, para consolidar la emancipación del trabajador urbano y campesino.

En el Paraguay más que nunca las condiciones están dadas, para dar el salto cualitativo de lucha revolucionaria y toma del poder, esperamos que la fuerza de la conciencia de clase se imponga, ante los embates de los “rosaditos reformistas” que intentan darle de comer lechuga al tigre.

“…la revolución no solo es necesaria porque la clase dominante no puede ser derrocada de otro modo, sino también porque únicamente por medio de una revolución la clase que derroca podrá salir del cieno en que esta hundida y volverse capaz de crear una sociedad sobre nuevas bases”. (Carlos Marx: La Concepción materialista e Idealista).

Miguel Ríos

Tesis aprobada en el segundo congreso del Partido Comunista del Paraguay

 

 

{
}
{
}

Comentarios Tesis: Partido Comunista del Paraguay

He leido el tema y estoy profundamente de acuerdo con toda la tesis....fuerza compañeros....HASTA LA VICTORIA SIEMPRE...
cesar martinez torres cesar martinez torres 21/03/2014 a las 19:05

Deja tu comentario Tesis: Partido Comunista del Paraguay

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre