Avisar de contenido inadecuado

EL SENTIDO HISTORICO DE LA LUCHA OBRERA Y CAMPESINA EN EL PARAGUAY

{
}

XV CAMPAMENTO DE FORMACION IDEOLOGICA

EL SENTIDO HISTORICO DE LA LUCHA

OBRERA Y CAMPESINA EN EL PARAGUAY

TESIS 

“Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo”.

Fidel Castro Ruz - 1ro. de mayo de 2000

 

INTRODUCCION 

Desde los pueblos y los barrios, en el polvoriento camino de la patria, reanudamos cada día la fuerza moral de ser la clase en lucha, construyendo su historia y haciendo que la esperanza se materialice en la lucha por el poder, y así reverdecer la historia de la revolución del paraguay con el Dr. Francia, y los desposeídos de la tierra, que han forjado a esta patria y nos lo dan en el compromiso de lograr que el ser humano sea el factor principal del desarrollo, y no el frío interés de la compra-venta.

Como hijos de la rebeldía de este continente, y de todos los pueblos vilipendiados por la prepotencia y el terror del capitalismo, se avizora el horizonte revolucionario con su luz de verdad y la fuerza de la conciencia de clase, en el largo camino, para llegar a la meta de ser protagonista en el poder, de la recreación del sujeto histórico.

LA LUCHA REVOLUCIONARIA 

Los revolucionarios somos constructores -en forma dialéctica- de la nueva sociedad y del nuevo hombre, y esos nuevos hombres son los trabajadores de la ciudad y del campo, como sujetos revolucionarios, los que llevan sobre sus hombros el gran compromiso de tomar el poder, con su partido de clase y de vanguardia, para terminar con la marginación, la discriminación, la desaparición social y la destrucción de la naturaleza. “La demanda de hombres regula necesariamente la producción de hombres, como ocurre con cualquier otra mercancía.  Si la oferta es mucho mayor que la demanda, una parte de los obreros se hunde en la mendicidad o muere por inanición. La existencia del obrero está reducida, pues, a la condición de existencia de cualquier otra mercancía”. Carlos Marx, el primer manuscrito.

El Proletariado -obreros y campesinos-, son los factores esenciales en la construcción consciente del hombre que busca superar la alienación del sistema explotador, en su tarea de ser el sujeto histórico, y para ello, utiliza todo su conocimiento y su experiencia en la lucha por la toma del poder, construyendo el socialismo científico.

En la lucha por la conciencia del trabajador, buscamos  recuperar al sujeto consciente trabajador, capaz de orientar su lucha a la construcción de la sociedad donde prime el principio de respeto al ser humano trabajador y no a la relación mercantil, mercado-dinero (MD), eliminando la explotación del hombre por el hombre.

El militarismo, la carrera armamentista y las guerras es el rostro del terrorismo del capitalismo, en su papel de poder hegemónico, caracterizado por la apropiación de los recursos energéticos y naturales, con sus planes de dominio y sometimiento de los pueblos, empobrecidos y marginados de la calidad de vida, del que disfrutan los habitantes del primer mundo.

La carencia de vivienda, educación, salud y seguridad son constantes en el modelo capitalista, la expulsión de los campesinos de sus tierras originarias responden al modelo de apropiación y eliminación de los mini productores agrícolas, para posicionar el modelo del agro-negocio (Business) de los capitales, destinados a la especulación de la producción agrícola, acelerando el aumento descomunal de los precios de los artículos de primera necesidad y la canasta básica, para el trabajador urbano y campesino.

El papel de los reformistas, de los oportunistas y -al decir de Lenin- de la izquierda amarilla,  cumpliendo funcionalmente la tarea de “rompe-huelgas” en defensa de la propiedad privada y de la explotación del hombre por el hombre, utilizando la retórica seudo-revolucionaria confundiendo a la masas de trabajadores, son los mas eficientes instrumentos con que cuenta el capitalismo-imperialismo para retardar la revolución.

“La primera premisa de toda historia humana es, naturalmente, la existencia de individuos humanos vivientes”. Carlos Marx.

La pasión abstracta de los revolucionarios se materializan en la pasión objetiva y real, que llega a su cenit y explota en luchas y tableteos de nuevas fuerzas que se unen al unísono revolucionario, haciendo que la burguesía tiemble en su egoísmo y su individualidad, perdida en el triste limbo de la grisácea-obscuridad de la decadencia y la desaparición de una civilización que extraordinariamente destruye todo lo que toca.

Estamos caminando la patria revolucionaria y lo estamos construyendo de sus cenizas, en la sabiduría del pueblo empobrecido, que ha entregado su fuerza y su coherencia moral, de ser la mayoría que decide la historia y hace suya la misma.

PREMISAS HISTORICAS DE LA REVOLUCION SOCIALISTA

Los acontecimientos a nivel mundial muestran la fuerza de las masas que salen a las calles a reclamar sus derechos, apropiado por el capital, esto se da en el norte del África en Europa y en Estados Unidos, todos claman lo mismo, la reducción de los beneficios que han alcanzado los trabajadores en mas de 50 años de lucha, el capital aplica la pauperización de los trabajadores y el aumento acelerado de los desaparecidos sociales, llevando a la humanidad hacia un callejón de desesperanza y el agotamiento de la civilización del capitalismo, que no encuentra el mecanismo que le permita superar sus crisis intrínseca y su situación de catástrofe.

El auge del capitalismo llega a su cenit, y la burguesía se siente incapaz de dar mayores beneficios a sus explotados, y ello lleva, al quiebre social de la normalidad de la civilización del capital, esto no se ha visto desde la gran depresión de 1929 y las sucesivas crisis del sistema, que llega a este estadio, en este comienzo de siglo, con la consigna de que la historia se ha terminado y que la lucha de clases no tiene razón de ser.

El  proceso histórico siempre desmiente a los charlatanes y manipuladores -(como Fukuyama y otros)- la lucha de clases es constante y sistemático, a veces el pueblo trabajador lo asume plenamente, y otras, solamente la burguesía la ejerce, en los periodos de bonanza del capital, pero cuando estalla la burbuja del capital, se esta ante la lucha de clases llevada por los trabajadores, y esta lucha debe necesariamente conducir a la toma  del poder y cambiar la sociedad del capitalismo, por el socialismo científico, no como una entidad dogmática, sino como construcción de la nueva sociedad y la nueva conciencia, donde el hombre-mujer, constituyen el centro del desarrollo, y no, la propiedad privada.

En todas partes la lucha de clases, es la constante, y el desarrollo de la historia de los trabajadores es más que rica en experiencias nuevas, y el aprendizaje de los errores y la hecatombe del estalinismo soviético.

"Los hombres hacen su propia historia, pero no la hacen a su libre arbitrio, bajo circunstancias elegidas por ellos mismos, sino bajo aquellas circunstancias con que se encuentran directamente, que existen y les han sido legadas por el pasado. La tradición de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos". (Carlos Marx: El dieciocho Brumario de Luis Bonaparte).

Es clave la consolidación de la dirección revolucionaria es este periodo, pues los acontecimientos están muy acelerados, por ello, es el momento de apresurar para que la vanguardia pueda posicionarse, y llevar a la concreción la rebelión de las masas, en una insurrección revolucionaria y finalmente tomar el poder e implementar el socialismo científico.

 

Miguel Ríos

14 de julio de 2011-07-14

{
}
{
}

Deja tu comentario EL SENTIDO HISTORICO DE LA LUCHA OBRERA Y CAMPESINA EN EL PARAGUAY

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre