Avisar de contenido inadecuado

Mboka ybyra

{
}

MBOKA YBYRA

La lucha de clases  y la defensa demodé del capitalismo

El allanamiento de un campamento comunista en Juan O´Leary, Alto Paraná, el pasado jueves, agita el clima y reinstala el temor de que la semilla seudoguerrillera demodé germine en pleno siglo XXI”. (Fuente: Estela Ruiz Díaz; Guerrilleros demodé, 23 de enero de 2011 diario ultima hora)

  TAGS:

A modo de introducción

La “NEGACION DE LA NEGACION” enlaza las diferentes etapas cualitativas del desarrollo en su especificidad y esencia relativa; esta idea fue expresada por Hegel con una extraordinaria belleza literaria en su profundo contenido de la revolución: “El capullo desaparece al abrirse la flor; y podría decirse que aquel es refutado por esta; del mismo modo que el fruto hace aparecer la flor como un falso ser allí de la planta, mostrándose como la verdad de ésta en vez de aquella. Estas formas no solo son distinguibles entre si, sino que se eliminan las unas a las otras como incompatibles. Pero, en su fluir, constituyen al mismo tiempo otros tantos momentos de la unidad orgánica, en la que, lejos de contradecirse, son todos igualmente necesarios, y esta igual necesidad es cabalmente lo que constituye la vida del todo”.

En este material damos respuesta a los cuestionamientos que escribe Estela Ruiz Díaz en su articulo Guerrilleros demodé del 23 de enero de 2011 publicado en el diario Ultima Hora de Asunción, Paraguay.

Parece un poco tarde la respuesta, pero la verdad que no, pues, la lucha ideológica es permanente, en ese sentido creo conveniente dar esta respuesta.

Considero adecuado elaborar una respuesta que a la vez sirva de material de estudio y análisis para los cuadros del partido y tengamos la ocasión de profundizar nuestra discusión, sobre el papel que cumplen los escribas al servicio del sistema, que en algunas ocasiones se nos presentan como progresistas.

El progresismo o ser de izquierda no significa rechazar o luchar contra el capitalismo el “progre” y el “izquierdoso de cafetín y remera” lo que generalmente hacen es endulzar el capitalismo trasladando una condición de impotencia social sobre el hombro de los desposeídos, pretendiendo que continúen en su “largo sueño embrutecedor” al decir del Che, y por ello recibir los correspondientes beneficios que reparte la USAID y demás agencias al servicio del capitalismo-imperialismo.

Hemos tratados de no caer en el lenguaje grosero, entendiendo que la posición que decidimos cada uno ocupar es parte de las contradicciones que mueven  la historia. Y seguro que triunfaran aquellos que llevan con conciencia, coherencia y mucha honradez ideológica su lucha.

Como apéndice incluimos el artículo mencionado que copiamos del blog digital del diario Última hora.

Hambre y marginación social en el Paraguay

Nuestra acción es parte de la realidad, que nos incluye.

 TAGS:Un millón ciento cincuenta mil personas (1.150.000.-) en el paraguay sobreviven en la indigencia, osea que, no tienen para alimentarse, por tanto, son potenciales seres que viven-muriendo cada día, ha llegado, pues, la hora de la reconstrucción de alternativas y proposiciones radicales del bloque social de explotados.

 El obispo de Coronel Oviedo, Juan Bautista Gavilán, se queja de la situación por la que atraviesa el Paraguay profundo y la enorme inequidad social de un país azotado, por la soja. Aquí citamos sus palabras tomadas del diario última hora en versión digital, del 5 de diciembre de 2012.

 “Nos preocupamos muchísimo de tantas situaciones de hambre y de inequidad en Paraguay y exigimos y pedimos a todos los compatriotas, sobre todo a los cristianos empresarios católicos, a buscar con las estructuras de nuestra Patria una mejor equidad y una mejor distribución de los bienes que el mismo Dios nos ha entregado para todos los paraguayos, para el beneficio de nuestras familias".  TAGS:

"El Paraguay necesita de trabajo para hacer que realmente podamos exprimir los beneficios de la naturaleza en provecho de todos. No producir más desplazados por la agricultura mecanizada intensiva y extensiva en desmedro de nuestra agricultura tradicional agroecológica que es ideal para la alimentación de las personas".

Esta realidad social en el Paraguay es fruto de la radicalización de la lumpen-burguesía y la burguesía (elite dominante, los plutócratas) que controlan el funcionamiento económico y socio-cultural del modelo y son quienes explotan a los trabajadores y se constituyen en los responsables de la destrucción del habitat natural, haciendo que el paraguay se quede sin bosques.

El posicionamiento de la agricultura mecanizada y la consiguiente expulsión de los campesinos de sus lugares originales, es parte del conjunto de hechos y circunstancias que provocan la radicalización del capital en su afán de continuar acumulando y despojando, a los más débiles, de la posibilidad de tener una vida digna.

 Ante esta radicalización de la explotación, es que surgen, grupos organizados y definidos en su ideología de defensa de la clase explotada -urbana y campesina- en lucha por la construcción del mundo basado en la humanidad y no en la cruel especulación y la compra al contado, cuyo cimiento más sangriento es la propiedad privada.

Los medios de producción están en manos de la clase dominante, tierras, fábricas, capital, por ello, son radicales en su posición social y no permiten que surjan ninguna clase social que les dispute el poder.

La situación de radicalidad en la explotación capitalista y la propia crisis que generan, es natural y lógico, que los afectados por esta radicalización se defiendan y planteen sus reivindicaciones históricas, teniendo presente que una estructura debe ser reemplazado por otra estructura, por ello el planteamiento de la toma del poder, sin el poder los explotados no tienen la mas minima oportunidad de llevar a cabo cambios en la sociedad, es la respuesta que genera la propia brutalidad del capital.

 La lógica del capitalismo es acumular en el menor tiempo todo lo que pueda y para ello la vía más expedita es el de explotar al trabajador urbano y campesino, y, es eso lo que hacen, aquí nos preguntamos… pero, realmente, quienes son los radicales? los que tienen el control del poder y de los medios de producción? o los que se organizan en busca de la justicia social?.

La respuesta se da desde la posición en que cada uno de nosotros ocupamos y nos posicionamos, los que acosan a las organizaciones revolucionarias son defensores de la explotación y la violencia del sistema económico resumido en capitalismo y su forma de gobierno, la democracia sin pan y sin tierra.

  TAGS:

“Allí, jóvenes y menores de edad, capitaneados por un dirigente comunista expulsado del PCP (Miguel Ríos), eran ideologizados con elogios a la guerrilla colombiana FARC, que sobrevive gracias a los secuestros y al narcotráfico, en un campamento donde ondeaban la bandera venezolana y fusiles de madera” (Fuente: Estela Ruiz Díaz; Guerrilleros demodé, 23 de enero de 2011 diario ultima hora).

El gran intelectual Jean Paul Sartre, afirmaba que el pensamiento de Marx era «l’indépassable philosophie de notre temps» (Critique de la raison dialectique, París, 1960). Es la filosofía indispensable-insuperable de nuestro tiempo.  traducción libre.

La ideología es la base de sustentación de la clase dominante, y para ello cuentan con las instituciones como la escuela, el colegio, la universidad, la religión, la pintura, la danza, los centros culturales, la música, y por sobre todo los medios de comunicación de desinformación masiva, en donde pululan escribas que deben entregar su fuerza de trabajo en busca del pan diario, y ser el factor de descalificación de los planteamientos revolucionarios con argumentos poco serios, en una demostración de la infinita levedad de la critica critica, haciendo que la clase dominante se regodee en su enfermante prepotencia, ondeando la bandera de la mediocridad de un doctrinarismo seudo-religioso de creencias y mitos alienantes, en contra, de lo que significa estudiar los planteamientos filosóficos de las teorías que se disputan su vigencia o su dominio a nivel universal.

Los defensores de la propiedad privada y de la violencia estructural que ella reproduce en cada instante del relacionamiento social, cuentan con el mito religioso y la filosofía idealista como “sumun” de su dominio psico-social de las masas explotadas, para que la elite dominante duerma tranquilo; mientras miles de niños y niñas deberán enfrentar un combate despiadado con el reclamo de sus estómagos y la imposibilidad de dar respuesta al reclamo estomacal, el hambre siempre triunfa.

El zoológico social

El capitalismo en su “zoológico social” cuentan con cientos de escribas prendidos en las ramas, emulando a los originarios monos del cual descendemos, esperando que no le falte el “plátano” que el capitalista le pasa, una vez cumplido su cometido, en el plazo acostumbrado, -incluso aquí ya demostramos que el explotador se aprovecha de esta situación y sus escribas le dan un crédito de un mes para recibir el salario-, pero estos escribas están orgullosos de eso, pues, se sienten en el limite de ser o no ser parte del zoológico social encaramado a la rama del árbol, y hace lo imposible para no descender al nivel del bloque social de explotados con conciencia de clase, por el temor, de ser “devorados” culturalmente y se conviertan en sujetos sociales capaces de articular el principio de respeto y convivencia humana comunitaria, desechando el egoísmo de pertenecer al zoológico social individualista del capitalismo, como combatiente, en posición, listo para atacar a quien ose cuestionar al dueño del zoológico, el brutal capitalismo.

El capital cuanto mas gana, mas se acrecienta su hambre por mayor ganancia, es la resultante de perennemente tener hambre de seguir especulando y acumular y nunca estar satisfecho, es el hambre… siempre el hambre… de millones de personas que sobreviven con el hambre de querer comida, para paliar el constante reclamo de su cuerpo, incluso podemos decir que es el hambre del capital acumulativo y apropiador de todas las riquezas y el hambre por vivir del explotado y del desaparecido social constituyen dos caras dentro del zoológico social del capitalismo.

Cuanto más se gana, más crece el hambre de ganancia” (Karl Marx, el capital tomo I, plusvalía relativa)

Tened presente el hambre

Miguel Hernández

Tened presente el hambre: recordad su pasado

turbio de capataces que pagaban en plomo.

Aquel jornal al precio de la sangre cobrada,

con yugos en el alma, con golpes en el lomo.


El hambre paseaba sus vacas exprimidas,

sus mujeres resecas, sus devoradas ubres,

sus ávidas quijadas, sus miserables vidas

frente a los comedores y los cuerpos salubres.

 

Los años de abundancia, la saciedad, la hartura

eran sólo de aquellos que se llamaban amos.

Para que venga el pan justo a la dentadura.

VIOLENCIA DEL SISTEMA

“La violencia suave del exterminio es aquella que consensúa, pacifica, neutraliza, controla con la finalidad de determinar una situación no violenta, mucho más espectacular y aparente que real, que permite existir la continuidad de la violencia del sistema sin que se le oponga una violencia antagónica”.

La Agonía del Poder. Jean Baudrillard

  TAGS:

En el modelo de producción capitalista el hombre es un ser humillado, sojuzgado, sometido, vilipendiado, abandonado y despreciado.

Violencia, palabra maldita, como tantas otras. Palabras desgastadas, violadas, robadas. Paz, libertad, justicia, terrorismo, igualdad. La violencia es el arma cargada del Poder y a las órdenes de una comunicación que no comunica, que impone.

Violencia es sinónimo de capitalismo y capitalismo es igual a desaparición social.

Esta desaparición social es utilizado en los periodos electorales cuando los partidos que representan el control social de la elite dominante, recurran a los desparecidos  sociales con la primera propuesta de corrupción al ofertar la compra de su voto, como mercancía -que es todo lo que toca el capitalismo-, y ese primer acto de corrupción colectiva que es la extorsión económica de comprar el voto, marca el rumbo de la extrema violencia del sistema y lleva a engendrar lo que llamamos la metamorfosis del sistema; violencia amable en la extorsión electoral, y violencia extrema en la sobrevivencia diaria.

Como demostración argumental de la división de la humanidad en ricos y pobres, cuya expresión social es la lucha de clases, citamos el punto numero cinco de la declaración de Budapest de la UNESCO que expresa lo siguiente;

La mayor parte de los beneficios derivados de la ciencia están desigualmente distribuidos a causa de las asimetrías estructurales existentes entre los países, las regiones y los grupos sociales además de entre los sexos. Conforme el saber científico se ha transformado en un factor decisivo de la producción de bienestar, su distribución se ha vuelto más desigual. Lo que distingue a los pobres (sean personas o países) de los ricos no es sólo que poseen menos bienes, sino que la gran mayoría de ellos está excluida de la creación y de los beneficios del saber científico”. (Declaración de Budapest julio de 1999; sobre la Ciencia y el uso del saber científico Unesco- ICSU).

Esta declaración de los países capitalistas es una demostración tangible de la violencia estructural del sistema cuando admiten la existencia de diferencias entre países pobres y ricos y de cómo estos no pueden acceder al avance científico y que las mismas están en manos de los centros de dominación mundial, que son utilizados para seguir acumulando riquezas para la minoría plutocrática y que la gran mayoría de la humanidad -trabajadores urbanos y campesinos- sigan padeciendo los embates de la pobreza.

Cuando algunos de estos escribas intentan justificar su salario y presentar la lucha de los pueblos como algo pasado de moda simplemente están haciendo lo que hace el avestruz mete la cabeza en el hoyo y deja su cuerpo expuesto a la realidad concreta y evita de esa forma tener real conciencia de la situación social y cultural de los explotados y de los vilipendiados de la tierra.

La UNESCO acepta y reconoce las diferencias que existen en el modelo, porque es imposible ocultar esa diferencia. Esa violencia de los que tienen todo contra de los que carecen de todo, es estructural, no es una cuestión aislada es parte de la manera en que ejercen el control social y un mecanismo que les permite mantener su hegemonía.

El día que los trabajadores urbanos y campesinos se despierten de su letargo y embrutecimiento, necesariamente tienen que rebelarse contra los causantes de la indignidad de vida que llevan, como personas integrantes del zoológico social del capitalismo y buscaran construir una comunidad de seres humanos y de personas con conciencia, rompiendo definitivamente con el egoísmo, logrando que el principio de solidaridad sea parte esencial de la vida en comunidad.

La humanización de la naturaleza no es sino un proceso por el cual la persona le impone una ley extraña a ella, una ley humana, forzando o violentando su legalidad natural. La sociedad humana es una violación constante de la naturaleza.

En la naturaleza la violencia existe, se desarrolla en un vaivén de transformación de las condiciones de esa naturaleza en un magnifico escenario de mantener el equilibrio para que esa violencia de la naturaleza no destruya el equilibrio tan necesario para mantenerse como tal.

En la sociedad la violencia esta presente en cada momento y en cada instancia de la imposición de un modelo productivo, que es absolutamente violenta y usa esa violencia para desequilibrar la sociedad a favor de una elite dominante, destruyendo el equilibrio de la naturaleza en pos de la acumulación de riquezas, dando la destrucción y el exterminio de la naturaleza por vía de la violencia egoísta de apropiación y la sociedad se convierte en un gran zoológico, que esta sujeta a la violencia de la estructura que lo usa a mansalva para mantener su dominio.

Toda la violencia del modelo material de producción tiene un responsable  y es la elite dominante y su sed insaciable de mayor apropiación.

En esta situación de constante violencia estructural, las respuestas que surgen del zoológico social –primeramente- es la aceptación inconsciente, luego la resistencia a esa violencia y el siguiente paso es la lucha contra esa violencia demencial de la clase dominante, buscando romper ese dominio, y en ese horizonte se encaminan procesos hasta llegar a un estadio en que la propia dialéctica de la lucha, obliga a equilibrar la violencia estructural de la elite dominante con el posicionamiento de la clase sometida y este se levanta y al levantarse -naturalmente como las tormentas- llevan todo lo que encuentra a su paso hasta llegar a un punto culminante.

Al llegar al punto culminante de la lucha de clases se rompe el zoológico social del capitalismo, irrumpiendo el orden social de sociedad solidaridad –socialismo científico- desarrollándolo culturalmente hasta lograr la comunidad como fase superior del avance psico-socio-económico-cultural del hombre y la mujer interactuando con el cuerpo no orgánico, la naturaleza.

 La lucha de clases se desarrolla históricamente, pero, cuando la elite dominante se halla en peligro esta no vacila en recurrir a la violencia más extrema, como el terror masivo: desapariciones, torturas, falsos positivos, vuelos de la muerte, asesinato selectivo, acusaciones falsas, manipulación de las leyes, invento de pruebas, ley antiterrorista, etc.

Ninguna clase social abandonara voluntariamente su privilegio y su dominio en el escenario histórico.

LA PRAXIS

La historia la hacen los hombres y no la historia al hombre.

La praxis social exige la actividad revolucionaria, para subvertir el orden impuesto por la clase dominante, y esta practica entraña la extinción de la estructura anterior y su orden social que es reemplazada por lo nuevo.

La necesidad de vencer la resistencia del viejo orden lleva a situaciones limites, en donde, la mayor fuerza organizada de la masa ejerce su poder como tal y logra derrotar la resistencia material de la elite dominante, como el agricultor utiliza la azada para quebrar la resistencia de la maleza, o del carpintero que utiliza el martillo para introducir el clavo ante la resistencia material del objeto de recibir y aceptar el cuerpo extraño al orden tradicional.

Esta violencia en su praxis esta organizada y estructurada en base a leyes y establecen principios de defensa de la dominación de la burguesía y es la superestructura conocida como ESTADO, es quien ejerce el monopolio de la violencia contra la rebelión de los desposeídos. Esta violencia esta latente y ante el menor intento de cuestionamiento al orden vigente aparece el aparato con su praxis de violencia estructural.

El capitalismo se basa en la explotación del hombre por el hombre. Esta misma violencia se manifiesta diariamente en forma indirecta o directa y muchas veces aparenta ser espontáneo, como ser en el relacionamiento mercantilista, el consumismo, el objeto del zoológico social del capitalismo, la alienación o la sujetación -que habla Néstor A. Braunstein en psicología: ideología y ciencia-, son expresiones concretas de la perenne violencia del sistema capitalista, así la miseria, la prostitución, la marginación, la drogadicción, es la manera de vivir dentro de la sociedad, pues ella exige la violencia y es su esencia, el darwinismo social es mas letal que la propia violencia ejercida por la represión.

“TRANSNOCHADOS DELIRIOS GUEVARISTICOS”

“…pobreza y la escasa formación de su rebaño” :

La pobreza es resultado de la explotación del capitalismo en todos sus niveles, es la demostración palpable de la diferencia social.

Cuando dicen escasa formación de su rebaño, esa escasa o ninguna formación del conjunto social en el zoológico capitalista es responsabilidad de modelo sistémico.  Ellos son los responsables, no, de los que intentamos que los trabajadores tengan acceso a la cultura, a la ciencia, a la filosofía y que esto les de la oportunidad de ser seres pensantes capaces de asumir el rol de protagonizar la transformación del modo de producción y por ende de la realidad social.

“…grupos delirantes”

Este tipo de lucha no tiene cabida en la democracia, por eso los extremistas viven en las sombras, en permanente escape. No dan la cara, no buscan convencer con ideas, sino atemorizan con la muerte”.  (Estela Ruiz Díaz, Guerrilleros demodé, diario Ultima Hora 23/01/2011). TAGS:

No solo las respuestas sino también los problemas mismos llevan consigo un engaño. (Karl Marx y Federico Engels en la ideología alemana).

El desarrollo del modelo capitalista, ya lo dijimos anteriormente, es en base a la violencia, así como la invasión de este continente por los españoles y demás aventureros que buscaban el ORO, en esencia es violenta y un componente incluso mas tenebroso como la cruz, en la forma de imposición del dominio violento de una creencia que trajo la destrucción de una civilización, y la imposición de la crueldad de una creencia que rompe el principio de humanidad, al violentar su aceptación a las capas sociales de las tribus organizadas en castas y otras que eran más comunitarias en su organización como fuerza social humana. Por ejemplo la inquisición, como certificación de la crueldad y la brutalidad en la imposición de una creencia religiosa. TAGS:

¿Quienes son los que atemorizan con la muerte para despojarlos de sus riquezas? Son los gendarmes con sotana que llegaron con Colon a la cabeza de la invasión, por ello, querer endilgar a un partido el “atemorizar con la muerte” es simplemente hacer coro al doctrinarismo decadente de los practicantes y sostenedores de la violencia contra los pueblos.

La colonización de la otredad, del otro, del pueblo “atrasado” pero con recursos valiosos para el interés del explotador capitalista, como violencia sistémica, aparece como un hecho tan natural a sus fines inseparables de la apropiación, que el cumplimiento del mismo no puede negarse en su violencia sin negarse a si mismo.

Invasión y guerra en Vietnan, en Afganistan, en Irak, en Libano, en Palestina, en Libia, en Siria, en Nicaragua años 30, en Guatemala, en Republica Dominicana 1965, en Playa Giron, en Granada (gobierno de Reagan), etc. Son apenas algunas muestras de la brutalidad del sistema capitalista que defienden los escribas del zoológico social del sistema.

Delirio/s: Acción de delirar. Perturbación mental causada por una enfermedad. (Larouse diccionario enciclopédico ilustrado novena edición).

Las perturbaciones mentales corresponden a los integrantes del zoológico social, que venden su fuerza de trabajo al explotador capitalista, para denostar contra la respuesta que es desarrollada por una organización revolucionaria –en este caso el Partido Comunista del Paraguay-  que ejerce su planteamiento en base  a la formación teórica de sus cuadros, ello quiere decir el estudio a profundidad de la teoría y la praxis del marxismo, leninismo y en nuestro caso particular del francismo.

Y para ello es necesaria una muy buena capacidad de asimilación y de comprensión de la teoría y la forma en que ello se practica con el conjunto social de los trabajadores urbanos y campesinos, y cual, es el papel del cuadro como tal.

Delirante es la forma en que enfocan una cuestión que exige seriedad y solidez teórica para pretender ejercer una critica que intenta descalificar al planteamiento, con consignas y doctrinas sin bases filosóficas y mucho menos científicas.

La ideología sostiene a la ciencia y no la ciencia a la ideología, por ello cuando se habla de “ideólogizar” lo que ocurre al intentar descalificar, es dejar en evidencia la limitación teórica en el conocimiento de la ideología, de las ciencias sociales, y el modo en que se presenta el contenido ideológico de la clase explotada a su condición de ser el otro, la otredad, de los explotadores.

A modo de conclusión

El capitalismo no es eterno, su propia contradicción y sus crisis insanables lo llevan a un estadio terminal, pero este estadio terminal puede prolongarse en el tiempo, si no surgen la fuerza de la otredad social que luche por la revolución y la construcción de la sociedad socialista, en el proceso de transición entre la extinción del estado y la concreción de la comunidad.

El capitalismo es un drama histórico en el devenir del universo y es apenas un soplo. Con el hombre -centro esencial de la lucha de la realidad objetiva- el mundo natural del cual surgió, queda subordinado y negado a las leyes del desarrollo histórico.

El hombre primitivo no asesinaba masivamente como lo hace el moderno capitalista y su civilización. Desde el paleolítico hasta la modernidad contemporánea el hombre muestra su enorme capacidad de transformar la naturaleza y también la sociedad.

El ser -como entidad humana- en su genero de hombre y mujer, antes de amar a su igual humano, lo primero que necesita y requiere es de energía para vivir, osea necesita comer y busca comida, es la primera tarea indispensable del hombre y en esa condición necesita producir y el producir ha transformado las relaciones entre los hombres y muchas veces y de ellos mismos con la naturaleza.

Del reino de la necesidad al reino de la libertad escribe Marx y este paso es producto de la lucha revolucionaria, es el salto revolucionario de la negación del capitalismo y sus fuerzas productivas.

Este salto revolucionario lleva en si las conquistas culturales del capitalismo al mismo tiempo que su negación total, esta negación total es la síntesis y la síntesis es la revolución obrera y campesina.

Miguel Ríos

CDE; 14 de diciembre de 2012

Apéndice

Guerrilleros demodé

  Publicado por: Estela Ruíz Díaz | Domingo 23 Enero 2011 | 14:01Hs.

Análisis político

La transición política ha sido manejada básicamente por los dos partidos centenarios conservadores (ANR y PLRA), además de una claque empresarial camaleónica que supo posicionarse para mantener sus impúdicos privilegios.

La irrupción del ex obispo Fernando Lugo en la política, nada menos que en la cúspide del poder, introdujo al escenario político nuevos protagonistas: la izquierda y los movimientos campesinos.

Lo que debía ser nada más que la pluralidad de la política, con ideas nuevas y propuestas más arriesgadas, se convirtió en una impostada guerra ideológica.

En este contexto, la autodenominada guerrilla EPP, que maquilla su delito con consignas marxistas, es un incordio para los partidos de izquierda, que intentan aumentar su tibia presencia electoral en una sociedad por demás conservadora.

El estigma afecta al mismo presidente de la República, que ha tenido entre sus seminaristas a actuales cabecillas del EPP. Y que salpica también a varios dirigentes que izquierda, que se ven en figurillas tratando de escapar de pasados fotográficos que les conectan con secuestradores y asesinos.

El allanamiento de un campamento comunista en Juan O´Leary, Alto Paraná, el pasado jueves, agita el clima y reinstala el temor de que la semilla seudoguerrillera demodé germine en pleno siglo XXI.

Allí, jóvenes y menores de edad, capitaneados por un dirigente comunista expulsado del PCP (Miguel Ríos), eran ideologizados con elogios a la guerrilla colombiana FARC, que sobrevive gracias a los secuestros y al narcotráfico, en un campamento donde ondeaban la bandera venezolana y fusiles de madera.

La detención e imputación de varios dirigentes (liberados ayer) pone en debate la persecución ideológica versus el combate a grupos que podrían tomar el errado camino de la guerrilla.

Una delgada línea roja los separa. De ambos lados (Policía y "comunistas no amarillos", como se definieron) puede haber abusos.

El hallazgo de ese campamento es algo más que una anécdota y va más allá de la genuina lucha por un país más justo.

La lucha armada que solo debe estar en los libros de historia es inviable en estos tiempos. Si este grupo no tiene ideas raras en la cabeza, ¿a cuento de qué instruían a los jóvenes en el uso de armas y tácticas militares?

La captación de votos no requiere el uso de armas, sino de propuestas y convicciones.

Así lo hizo saber el combativo Partido Comunista Paraguayo, que salió a trancar con este grupo. Según Najeed Amado, titular del partido, lo que hacen Ríos y compañía "raya el izquierdismo infantil y perjudica al movimiento popular". Y que con este tipo de actos lo único que hacen es favorecer a la oligarquía mafiosa.

EN TODOS LOS FRENTES. El presidente Lugo hablaba el viernes de la pesadilla del EPP y admitía que su "exterminio" está lejos.

A la par de la lucha contra la autodenominada guerrilla, el otro EPP de este Gobierno es la pobreza extrema, cuyo combate efectivo será el mejor remedio para neutralizar a afiebrados dirigentes con trasnochados delirios guevarísticos.

La aparición de estos grupos extremos, que dicen representar a las clases populares ondeando banderas de izquierda, no hace otra cosa sino poner en aprietos a sus compañeros que decidieron, unos más que otros, construir una sociedad en base al disenso, bajando al campo electoral, apelando a la concientización madura antes que a la ideologización radical, que se aprovecha de la pobreza y la escasa formación de su rebaño.

La sociedad paraguaya, víctima de 35 años de dictadura y otras décadas de expoliación de políticos corruptos, no merece que pequeños grupos delirantes pretendan arrastrarla al infierno de una lucha armada, que solo traerá dolor y muerte.

Bastar con mirar Colombia, un país desgarrado por guerrilla farquiana desde 1964, que no ha logrado llegar al poder y se mantiene en las selvas gracias a los secuestros (algunas de sus víctimas llevan 13 años) y el narcotráfico.

Basta con mirar España que sigue sufriendo ataques (cada vez menos) de la organización terrorista separatista ETA, que siembra el terror con sus coches bomba matando civiles inocentes.

Este tipo de lucha no tiene cabida en la democracia, por eso los extremistas viven en las sombras, en permanente escape. No dan la cara, no buscan convencer con ideas, sino atemorizan con la muerte.

Esta absurda y cobarde ideología que se alimenta de los secuestros, asesinatos, extorsiones y persecuciones pretende hoy instalarse en nuestra sociedad.

De más está decir que se debe combatirla con la ley en la mano, con mayor equidad social. Algo que la clase empresarial cavernícola (apoyada por grupos políticos de la misma calaña) se niega a entender oponiéndose a pagar los justos impuestos que se le plantean y así contribuir a un país mejor.

 

 

{
}

Álbum de fotos de Mboka ybyra

4 de 8

Ver fotos de Mboka ybyra

{
}

Deja tu comentario Mboka ybyra

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre