Avisar de contenido inadecuado

LA LUCHA POR LA CONQUISTA DE LA DEMOCRACIA

{
}


LA LUCHA POR LA CONQUISTA
DE LA DEMOCRACIA


Violencia es sinónimo de capitalismo y capitalismo es igual a desaparición social. En la situación de radicalidad en la explotación capitalista y la propia crisis que generan, es natural y lógico, que los afectados por esta radicalización se defiendan, y luchen por sus reivindicaciones históricas, teniendo presente, que una estructura debe ser reemplazado por otra estructura, por ello, el planteamiento de la conquista de la democracia.

Sin conquistar la democracia es imposible lograr que la justicia sea una norma en el Paraguay, y que los trabajadores urbanos y campesinos, tengan el control del funcionamiento de la estructuras del estado.

 TAGS:undefined

La brutalidad del modelo obliga a las víctimas a fortalecer su propia construcción política, económica y social en la búsqueda de lograr el equilibrio necesario, a fin de llegar a un estadio de desarrollo, para superar las históricas miserias.

La unidad de clases y la conciencia del cambio es imposible -sin una clara definición ideológica y práctica de la organización que lleva a cabo la tarea política-, de conquistar la democracia, el Paraguay rebelde, busca que la decisión política esté en manos de los campesinos y los trabajadores urbanos, (bloque social de explotados) eso hace la diferencia, si la decisión política siempre está en manos de los caciques políticos, tendremos “más de lo mismo” que es una constante en nuestra realidad; corrupción, robo, narcotráfico, contrabando, saqueo, violencia extrema, inseguridad, y todo cimentado en la impunidad.

 TAGS:undefined

TRANSICION HACIA LA DEMOCRACIA: 27 AÑOS PERDIDOS
Todos los pueblos tienen el derecho de libre determinación. En virtud de este derecho establecen libremente su condición política y proveen asimismo a su desarrollo económico, social y cultural. (Artículo 1 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, ONU 1966).

Desde la caída del tirano Stroessner han pasado 27 años de transición hacia la democracia, claramente -nos repiten los panegíricos del sistema hegemónico- “transición hacia la democracia”, o sea, todavía no llegamos a la democracia, y por ello existe la necesidad imperiosa de conquistar la democracia, para recuperar el tiempo perdido en la transición bajo el dominio de una oligarquía sanguinaria y a-cultural, resumido en el pacto de gobernabilidad, que en la práctica se traduce en el pacto de la impunidad.

En el desierto del tanteo el pueblo es ilusionado hacia la omnipresencia del petardeo discursivo del engaño, para continuar con el saqueo del bloque social de explotados, fortaleciendo la corrupción como signo de convivencia en la sociedad controlada por la oligarquía.

La corrupción es algo inmanente al modelo productivo y su sistema republicano de gobierno con el parlamento, el judicial y el ejecutivo.
Esta corrupción tiene un componente fundamental: la impunidad, en que los estamentos gubernamentales utilizan su propia legalidad para darle el maquillaje de que “todo está en regla”, haciendo tabla rasa de la razón y de la ética, resumido en la honestidad; que debe imperar en una sociedad medianamente con proyección al futuro y de respeto a los principios de convivencia social honesta.

DEMAGOGIA: DECADENCIA SENIL DEL MODELO

La resistencia a la opresión es un principio
natural del ser humano y ella debe ser
ejercida en todas las circunstancias en que
operan los hombres que ejecutan esta opresión.

En el Paraguay de la “transición hacia la democracia” está presente en la diaria vida del trabajador, la opresión del más fuerte, del poderoso, del narco con protección del poder político, del ladrón que opera con la policía, del saqueador, del abusador, del burócrata, del chantajista, en fin, de todas las especies que ejercitan la opresión y la demagogia, degradando lo que ellos denominan democracia, que en la práctica es la corrupción electorera a favor de la minoría que domina la decisión política, haciendo prevalecer la mentira como fundamento del control social.

Esta se lleva a cabo mediante apelaciones a prejuicios, emociones, miedos y esperanzas del público para ganar apoyo popular, mediante el uso de la retórica mentirosa y la propaganda.

La implementación del dominio hegemónico de los demagogos (mentirosos) se refleja en la realidad social desastrosa, por ello, no tenemos salud publica adecuada, educación de calidad, falta de empleo, de infraestructuras básicas, pervierten el sentido de la participación política, negando la capacidad del sujeto social, potenciando por sobre todo los arreglos de cúpulas, la impunidad de los crímenes cometidos contra el elemental derecho de las personas de tener seguridad y justicia social.

La demagogia es la expresión senil de la decadencia del modelo y nos lleva a la muerte del principio de la sensibilidad hacia la humanidad. Es la hipocresía del progreso.

Los partidos políticos en el Paraguay han ejercido el poder por más de un siglo, y no han logrado solucionar los problemas básicos de la población de menor ingreso relativo, por la forma en que aplican el poder.

El estado es usado como fuente de prebendas, convirtiéndolo en coto de caza de los grupos partidarios, que se fortalecen desde la función pública, distribuyendo prebendas y canonjías a sus militantes y simpatizantes, y por supuesto a los empresarios amigos.
Un siglo de atraso, más la transición a la democracia que nunca llega, pero las necesidades se acumulan, y los habitantes de menor recurso relativo terminan en lamentaciones sin eco en el desierto de cemento o en las campiñas de los “bosques” de soja.

A partir de ahora el paraguayo tiene en sus manos la decisión de terminar con la miseria, ejerciendo su papel de ser protagonista de su destino, ya sea en las calles, en las montañas, en los polvorientos caminos de la patria, o en las urnas, conquistar la democracia, para que el Paraguay rebelde maneje el estado.

SIN PAN Y SIN TIERRA
Un millón quinientas mil personas están fuera del circuito económico y se constituyen en los desaparecidos sociales, es la muestra más radical de la insensibilidad de la oligarquía que domina esta transición hacia la democracia, con sus periodos electorales, cuya práctica extorsiva degenera el concepto de la democracia, que en el proceso histórico se entiende como el gobierno del pueblo, por el pueblo, con el pueblo, que nosotros identificamos con el bloque social de explotados.

Sin tierras
En el Paraguay tenemos 310.000 campesinos sin tierras, son los parias que deambulan de ocupación en ocupación en la búsqueda de conquistar su parcela de tierra, a objeto, de asentarse y poder lograr un mínimo de tranquilidad para las familias.

Los gobiernos antinacionales han adjudicado en forma fraudulenta una enorme cantidad de tierras a los extranjeros, quebrando todo principio de justicia hacia el campesinado nacional.

El hombre y la tierra dos componentes fundamentales en el proceso de consolidación de la autonomía, que el país requiere, para proyectarse a la industrialización y fortalecimiento del mercado interno.

Estas entregas según la Comisión de Verdad y Justicia se concretaron de la siguiente forma;
“Del total de estas adjudicaciones, 4.241 lotes correspondientes a 3.336 adjudicatarios, que totalizan 7.851.295 hectáreas, han sido adjudicados con graves irregularidades a la legislación agraria. Las leyes transgredidas son: el Decreto-Ley N° 120 de 1940 que crea el Estatuto Agrario; la Ley N° 854/63 que crea el Estatuto Agrario y reemplazó al anterior, y la Ley N° 1.863, vigente en la actualidad, sancionada el 20 de diciembre de 2001 y promulgada el 30 de enero de 2002, denominada también Estatuto Agrario y que reemplazó a su vez al anterior de 1963".
Estas normas jurídicas estuvieron vigentes al momento de las adjudicaciones de referencia.

 TAGS:undefined
La Comisión de Verdad y Justicia en su investigación ha encontrado graves irregularidades que tornan nulas dichas adjudicaciones y cuya nómina eleva a los poderes del Estado para que por intermedio del Ministerio Público y de la Procuraduría General de la República se inicie la investigación que conduzca, de confirmarse las irregularidades denunciadas, a la recuperación de dichas tierras por el Estado paraguayo. Las tierras en cuestión constituyen el 64,1% de las tierras adjudicadas” (informe CVJ, tomo 4).
 TAGS:undefined
El 20% del territorio nacional está en manos de extranjeros y la mayor concentración se da en los departamentos de Alto Paraná, Itapuá, Canindeyú, Amambay, San Pedro y Caaguazú, en total son 7.708.200 hectáreas. 4.792.528 en manos de brasileños y 3.096.600 en manos de extranjeros de varias nacionalidades.

Según la misma Comisión de Verdad y Justicia en el Paraguay tenemos 7.733.594 hectáreas apropiadas por los personeros del régimen (conocidos como tierras mal habidas). Sumando ambas cifras tenemos 15.441.791 hectáreas.

25.000.000 millones de hectáreas están destinadas a la ganadería cuyas cifras representan 16.000.000 millones de cabeza ganado, dando un porcentaje aproximado de 1,5 hectáreas para cada ganado.
Y… bueno… no hay tierra para los campesinos, pero si, para los extranjeros y para las vacas.

 TAGS:undefined

Sin Pan
El Paraguay produce alimentos para más de 60 millones de personas, pero nuestra realidad es lamentable.

El informe de la FAO –octubre del 2012- estimaba que el 25% de la población paraguaya pasa hambre, y que esto afecta principalmente a las zonas rurales y a las comunidades indígenas.

Nuestro país tiene un índice del 25,5% de subnutrición. Este índice se refiere a la estimada proporción de la población que carece de alimentos para llevar una vida saludable. Es decir, las personas se alimentan mal o simplemente pasan hambre.

De acuerdo a cálculos realizados tenemos 60% de pobreza y de extrema pobreza el 36% de la población paraguaya, el gobierno liberal de la ANR, presidencia de Horacio Cartes, reconoce apenas un 17% de extrema pobreza.


  • Según la Encuesta Agropecuaria 2001/2002 del Ministerio de Agricultura y Ganadería existen 318.793 explotaciones agropecuarias de todo tipo en el país. De estas, 268.334 (84,2%) son menores de 20 hectáreas. La productividad de este sector es paupérrima.
    Hay 163.030 explotaciones que producen menos de 1 millón de guaraníes al año, y 75.013 que producen entre 1 y 2,5 millones de guaraníes al año.
     TAGS:undefined
    A tener en cuenta
    Encuesta Permanente de Hogares 2013: Paraguay tiene una población aproximada de 6.709.730, de los cuales 59,8% (4.010.858) reside en áreas urbanas y 40,2% en áreas rurales (2.698.872).
    Estructura por edad: revela un país predominantemente joven, donde 56,6% de la población tiene menos de 30 años de edad y el grupo de 65 y más años de edad representa el 7,2% del total de la población.
    Distribución a nivel nacional: muestra una igual proporción entre hombres y mujeres (49,6% hombres versus 50,4% mujeres), apreciándose cierta diferencia según área de residencia, ya que en áreas urbanas existe una ligera mayoría femenina (52,0%) mientras que en áreas rurales predomina en igual proporción la masculina (52,0%).


Mujeres rurales
En Paraguay la población rural femenina representa el 47% de la población rural y tiene la característica de ser joven considerando que el 53%, tiene entre 0 a 19 años de edad.
En el área rural, una de cada tres mujeres entre 15 y 24 años, declaró haber tenido uno o más embarazos.

El embarazo adolescente afecta a la mujer que, debido a esta situación, muchas veces abandona los estudios en forma temporal o definitiva, lo que disminuye sus posibilidades futuras de mejor empleo.

Si bien, la tasa de mortalidad materna ha disminuido en los últimos veinte años, todavía Paraguay se ubica entre los países latinoamericanos con mayor tasa de mortalidad materna por causas prevenibles y relacionadas a su salud sexual y reproductiva.

El analfabetismo afecta más a mujeres que a hombres a nivel nacional, y de ellas las rurales han mantenido los niveles más altos, afectando a 10 de cada 100 mujeres rurales.
El promedio de años de estudio en la población de 10 años y más es de 9 para las zonas urbanas y de 6 para las zonas rurales. Los años de estudio promedio de las mujeres en zonas urbanas es de 10-12 años, en tanto que las mujeres rurales llegan a solamente 4-6 años de estudio.

Las familias de jefatura femenina en las zonas rurales se han duplicado. De 9 mujeres jefas de familia por cada 100 hogares en el año 1991, para el año 2008 se ha incrementado a 18 mujeres jefas de familia de cada 100 hogares.

21 mujeres y 78 hombres de cada 100 personas forman parte de la población que reside en fincas agropecuarias y que suman en total 831.134 personas, habitando en 246.728 fincas y en una superficie total de 5.570.920 hectáreas. (Fuente: FAO http://www.fao.org/paraguay/fao-).

El acceso a los recursos productivos sigue siendo desigual para las mujeres rurales. El crédito rural y la asistencia técnica no llegan a todas las mujeres rurales.

El derecho a la propiedad, un factor importante de producción, ha alcanzado en menor medida a las mujeres. En los años 2000 a 2009 las mujeres tuvieron acceso al 22% de las tierras fiscales y al 33% de los títulos de propiedad, en la Región Oriental.

En todo el trayecto de la transición hacia la democracia no se ha elaborado un programa país en la búsqueda de alternativas a esta situación y procurar sacar a esta población de la letanía de la pobreza extrema.

Sin techo: Viviendas en Paraguay

43 de cada 100 familias no cuentan con un techo para vivir o habitan en viviendas de mala calidad en el Paraguay.

Situación en América Latina

El índice de familias que no cuentan con un techo para vivir o habitan en viviendas de mala calidad dado a Paraguay por el BID no es tan alto si lo comparamos con el de otros países, como Nicaragua (78%), Bolivia (75%), Perú (72%), Guatemala (67%), Honduras (57%) y Ecuador (50%). Sin embargo, si nos cotejan con otros países, concluiremos que hay mucho camino que recorrer para alcanzar a Costa Rica (18%), Chile (23%) y Uruguay (26%), tres de los mejores posicionados.

Entre los principales problemas de vivienda en las ciudades de América Latina y el Caribe aparecen: carencia de infraestructura (21%), materiales deficientes (12%), hacinamiento (porcentaje de hogares, 2009) hasta un 6%, carentes de tenencia segura (11%), déficit cuantitativo (5%), carentes de saneamiento (15%), carentes de electricidad (6%), entre otros. (Fuente BID, Banco Interamericano de Desarrollo).

 TAGS:undefined

43% es el déficit habitacional en el país, del cual el 39% se ubica en el sector urbano y 50% es rural. 39% es el déficit urbano registrado en todo el país, del cual 3% es cuantitativo (falta de vivienda) y 36% es cualitativo (viviendas que necesitan mejoras).
 TAGS:undefined
2.096.000 personas viven en situación de pobreza que representa al 32,4% de la población de las cuales el 45% está en el área rural y 23,9% en el área urbana. De las 1.165.000 personas viven en situación de extrema pobreza, 29,6% son de zonas rurales y 10% urbana.
 TAGS:undefined
1.500.000 viviendas faltarían al 2020, de no existir cambio en la política pública.
De un 49% de hogares con servicio de agua potable proveído por ESSAP o SENASA, el 11% tiene conexión a la red de alcantarillado sanitario en la capital.
Solo el 30% de los hogares rurales tienen cobertura de agua potable y el 61% de los hogares urbanos tienen acceso al líquido vital.

Del 98% de cobertura eléctrica en el país, aproximadamente 30% de las viviendas cuentan con instalaciones eléctricas inadecuadas. (Fuente: diario Ultima Hora)

Actualmente, existen 1.516 asentamientos, de los cuales 1.000 son urbanos, 400 rurales y 116 pueblos originarios. El 10% de la población de Central vive en asentamientos.
 TAGS:undefined
Finalmente;
El Paraguay rebelde apunta a la solución del problema social grave, a través de la renta básica por persona -como primer paso- y naturalmente planificar un sistema productivo que nos lleve a concretar el Paraguay con justicia social, propiciando y practicando el manejo honesto de los recursos que dispone el Paraguay.

Miguel Ríos
1 de julio de 2016
Alto Paraná, Paraguay

notas
Canonjía: Empleo que requiere poco trabajo o esfuerzo y del que se obtiene bastante provecho.
Prebenda: Ventaja o beneficio que recibe arbitrariamente una persona. (Por ejemplo los planilleros).
Demagogia: permite atraer las decisiones de los demás hacia los intereses propios a partir de la utilización de falacias o mentiras.
Panegírico: el que alaba.

{
}
{
}

Deja tu comentario LA LUCHA POR LA CONQUISTA DE LA DEMOCRACIA

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre