Avisar de contenido inadecuado

Las dictaduras en la independencia indo americana

{
}

LAS DICTADURAS EN LA INDEPENDENCIA INDO AMERICANA

En lugar del antiguo aislamiento y la amargura de las regiones y naciones, se establece un intercambio universal, una interdependencia universal de las naciones. Y esto se refiere tanto a la producción material, como a la intelectual.” (Carlos Marx, Manifiesto del Partido Comunista 1848)

Introducción

Para desarrollar las incidencias que tuvieron las dictaduras en el devenir de la historia latinoamericana, debemos de tomar algunos puntos referenciales buscando tener una clara identificación entre la realidad histórica de las luchas de nuestros pueblos y los diferentes personajes que hicieron mella en la existencia de las sociedades latinoamericanas o indo americanas.

Así por ejemplo, encontramos que los dictadores, libertadores, caudillos, mesías etc., siempre tienen un denominador común, un  discurso por el pueblo, y en la práctica la negación del pueblo como entidad cultural, para tenerlo como identidad económica factible de la explotación y control social.

Desde los primeros invasores que llegaron por este continente, que en nombre del rey y la religión católica, destruyeron a las culturas originarias y nos impusieron una civilización mas desarrollada y acostumbrada a regirse por la explotación y la posesión, como su característica principal de dominio y ascenso en la sociedad.

Con la revolución inglesa de 1648, la independencia de los Estados Unidos de 1776, la revolución francesa de 1789, constituyen hitos históricos del posicionamiento del modelo de producción capitalista y se potencia con la revolución industrial, y esta revolución industrial necesita del poder político y del mercado mundial de consumo.

En  estos tres hitos de la historia, podemos ir comprendiendo el desarrollo del capitalismo y su incidencia en la hegemonía mundial del modelo.

Dentro del contexto del desarrollo del capitalismo y la expansión del mercado a nivel mundial, nuestros pueblos fueron pergeñando la idea de independizarse del centro colonial, como lo constituía Europa.

LA INDEPENDENCIA Y LA BURGUESIA COLONIAL

El poder de la  Revolución francesa encontró su punto de apoyo en el avance del desarrollo industrial, capitalismo industrial. El Imperio napoleónico liquidó las tendencias radicales y, al mismo tiempo, consolidó las consecuencias económicas de la Revolución. Los filósofos franceses de este período interpretaron la realización de la razón como liberación de la industria. La producción industrial en expansión parecía ser capaz de suministrar los medios de satisfacer todas las necesidades humanas.

Así, mientras Hegel elaboraba su sistema, Saint-Simon en Francia exaltaba la industria como el único poder capaz de conducir a la humanidad hacia una sociedad libre y racional. El proceso económico aparecía como el fundamento de la razón.

Para llegar a un pleno desarrollo de la sociedad es necesario que el desarrollo económico tenga un paralelo del desarrollo cultural integral para establecer una cultura que tenga por principio la vida y el equilibrio de la naturaleza y el hombre, como dos polos de la realidad histórica.

En el tiempo transcurrido entre el pensamiento de la independencia y la concreción de la misma, se produjeron hechos económicos que aceleraron que las oligarquías criollas de las colonias llevaran a la práctica la independencia del continente.

Pero esa independencia es la posibilidad de tener el control económico y la explotación de los recursos que estaban bajo el dominio de los invasores-conquistadores. Nuestra comprensión de la historia no se refleja simplemente en este contenido  económico, sino por sobre todo en el componente humano dentro de la sociedad y la influencia de un individuo en el conjunto social de los centros urbanos con sus contradicciones.

Los hombres que se asocian entre si, que se entienden, que se proyectan en el proceso de ser parte de la misma hasta encontrar el mecanismo que les permita adecuar los hechos económicos a su intereses de grupo o de clase, y esta misma realidad nos lleva a identificar que existe un conjunto de seres humanos que luchan por imponer sus intereses  y otro grupo que trata de mantener su propio poder y sus intereses inherentes a ese poder, y en ese contexto es que se dan las luchas independentistas en el continente indo americano, que llega a su máxima expresión con la derrota de las fuerzas invasoras en varias batallas y culmina una etapa de la independencia, con las contradicciones  que genera los intereses de clase que se manifiestan en la lucha por la independencia.

El monopolio de la yerba mate por los jesuitas en la región provoco el quiebre de muchas familias que perdieron la ocasión de seguir con el negocio y esta “fuerza espiritual” se define como una fuerza económica, que aplica un sistema de producción que se basa en la colectivización y la apropiación de las rentas generadas por este monopolio, es un ejemplo histórico de la explotación del hombre por el hombre en nuestro continente, y es cuestión de recurrir a las fuentes históricas y ya tenemos la realidad objetiva, y no responde -nuestro planteamiento- a ninguna descalificación, simplemente es el reflejo de lo que fue nuestra historia continental.

El hecho es que la conciencia reproduce la realidad y hace posible la modificación de ella, ello implica un poder concreto, y en la concreción de la independencia se manifiesta este poder de las masas, que acompaña el planteamiento de la oligarquía criolla, logrando establecer la independencia de nuestros países, que se convierten en centros controlados por los intereses económicos de la burguesía terrateniente y ganadera, dependiente de los intereses económicos y políticos de la metrópoli, en su expansión industrial.

LOS HEREDEROS DEL  VIRREINATO DEL RIO DE LA PLATA

Juan Manuel de Rosas (1793-1877) constituye una etapa decisiva en el desarrollo del capitalismo argentino, esencialmente agropecuario. Bajo su gobierno, los estancieros de Buenos Aires, acrecientan y consolidan su acumulación de tierras, vacas, peones; es decir, aceleran y consolidan la acumulación de capital.

Cuando se habla de patria y nacionalidad, de lo que se trata es del orden de dominio y control de las oligarquías dominantes, y en el conjunto del termino “patria” y “nación” pretenden encerrar la vida del país, cuando que la realidad objetiva nos muestra que la explotación desde un lado y, por tanto, la acumulación y la apropiación también es de un lado, de los detentadores del poder y aliados con el centro mundial de la expansión imperialista. Aquí nos planteamos cual debe ser el papel de la gran masa? Viendo el proceso histórico del continente, la gran masa debe unirse en la identidad de clase para rebelarse y conquistar el poder, el poder revolucionario de la clase desposeída de los centros urbanos y campesinos.

Dentro de la propia estructura de la elite dominante surge siempre el ala plebeya, los denominados lumpen burguesía, que tratan de llevar a sus filas a la masa de trabajadores urbanos y campesinos, en el intento de dar el paso final de convertirse en el controlador del poder y desplazar a los patricios  burgueses. He ahí la habilidad y la identidad ideológica que necesita la masa para identificar con claridad, cual debe ser, la línea política revolucionaria a apoyar y fortalecer para lograr la emancipación y hacer que las comunidades latinoamericanas puedan construir su proceso de soberanía y autodeterminación en la gran confederación de los países socialistas del continente.

La oligarquía continental siempre aplastó con terror y fraude a todas las oposiciones internas, al tiempo que proclamaba su fervorosa devoción al liberalismo democrático y republicano, que se sustenta en la legalidad opresiva de las leyes que defienden la propiedad privada de los medios de producción y la explotación del hombre por el hombre.

La ascendente burguesía criolla estaba consciente de que el verdadero enriquecimiento será posible teniendo vínculos mercantiles directos con la gran Bretaña, con quien se negociaba pero bajo la intermediación de España, cuyo papel se sentía con más rechazo al apropiarse de una parte de la renta del comercio. Aquí encontramos la clave de la postura de los criollos de intentar superar el dominio español, con el objeto de dominar el comercio y no tener que tributar a la corona.

La burguesía en atención a sus intereses de clase recurre al auxilio de las masas explotadas a objeto de lograr su apoyo decisivo para llegar a conquistar el poder político, así Marx nos dice  que “la burguesía de la nación oprimida que se ve acosada por todas partes, entra naturalmente, en movimiento. Apela a los “de abajo de su país”, y comienza a gritar acerca de la “patria” queriendo hacer pasar su propia causa por la causa de todo el pueblo”,  una vez  logrado el objetivo la burguesía aplica su traición genética al pueblo y lo condena, de vuelta, a seguir siendo la masa explotada, para que el burgués siga acumulando, en detrimento de los desposeídos.

BOLIVAR y SAN MARTIN

Dos figuras emblemáticas de la independencia del continente, pero a la vez muy vinculados a las logias masónicas creadas y organizadas por Francia e Inglaterra buscando influenciar, en distintas regiones del planeta en su disputa por el control comercial y geopolítico, como fuerzas hegemónicas. Por un lado, esta fuerza trata de incidir en forma decisiva en la lucha de nuestros pueblos por romper con la corona española y por el otro, listos, esperando para que ellos pasen a dominar la economía y el poder geopolítico.

Esta disputa se define en dos batallas que marcaron el rumbo de la influencia decisiva de la expansión imperialista y su posterior desenlace en nuestras tierras. La batalla de Trafalgar (1805) entre las fuerzas navales de España y Francia unidos y de Inglaterra, con la victoria de la marina inglesa, esta quedo como la predominante en los mares y fue el factor principal para una expansión de ultramar de Gran Bretaña. La batalla de Waterloo, (8 de junio de 1815) que sello definitivamente la influencia de Francia como poder imperial en Europa y las colonias. Inglaterra se convirtió en el imperio hegemónico que rigió la economía y la política hasta la segunda guerra mundial, desde 1945 Estados Unidos se posiciona como el imperialismo hegemónico hasta nuestros días.

Simon José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios Ponte, mas conocido como Simon Bolívar surge como el “caudillo” de la propuesta independentista en Venezuela, Colombia y Ecuador, la gran Colombia, el antiguo virreinato de Nueva Granada, que Bolívar intenta reverdecer como procesos de independencia. Como uno de los miembros mas destacados de la Logia Colon, Simon Bolívar emerge de la mano de Simon Rodríguez a la palestra política de la lucha contra la corona española. Esto lo lleva a distintos procesos en el devenir histórico de la independencia latinoamericana, con derrotas y victorias fue pergeñando un planteamiento político contrarios al imperialismo español.

Bolívar jura ante su maestro Simon Rodríguez en Roma, Italia, no dejar de luchar hasta lograr desprenderse del poder imperial de España, “juro por mi honor y juro por la patria, que no daré descanso a mi brazo ni reposo a mi alma hasta que haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español”.

Bolívar defendía la igualdad natural de los hombres y por ello insiste que la educación es la vía que nos conduce a construir una cultura, capaz de darle al latinoamericano su libertad. Bolívar insiste en la unidad del continente, insiste hasta el hartazgo de la importancia de la unión entre los pueblos, pero este planteamiento de la época, podemos intentar aplicarlo en la actualidad dándole el contenido de clase en antagonismo al capitalismo, que siendo el elemento destructor de la naturaleza y agresor de la humanidad, en todo su desarrollo ético y moral, debe ser derrotada por las masas organizadas y luchando por el poder.

Esta unidad planteada por Bolívar debemos de encausarlo por la vía de la identidad de clase y romper definitivamente con la intentona de utilizar un lenguaje progresista y aliarnos con la burguesía patriotera, que su función es favorecer al imperialismo, y finalmente traicionar los principios revolucionarios de la clase trabajadora de la ciudad y del campo.

La  realidad objetiva de la crisis de dirección política revolucionaria, en el continente nos da la pauta de  la necesidad de cortar el cordón umbilical con la burguesía patriotera  y seguir en la unidad de clase en lucha revolucionaria por el socialismo, que es el cauce natural de la emancipación del continente y soporte histórico de los desposeídos de la tierra. Con la espada de Bolívar, con el fusil del Che y Manuel,  y la intransigencia de Francia, luchemos por lo imposible.

José Francisco de San Martín y Matorras, nacido en Yapeyu, misiones provincia del Paraguay, a los siete años viajó a España y con el tiempo se unió a los ejércitos españoles que combatían la dominación napoleónica de la Península, participando en las batallas de Bailén y La Albuera.

En 1812, regresa a Buenos Aires, en donde se le encomendó la creación del Regimiento de Granaderos a Caballo que resistió un ataque de los españoles durante el Combate de San Lorenzo.

Desde la ciudad de Mendoza inició su plan para la liberación definitiva de Sudamérica: tras crear al Ejército de los Andes cruzó con el mismo la cordillera de los Andes y liberó Chile, en las batallas de Maipú y Chacabuco. Luego ataco a los españoles en Lima, logrando que el Perú declare su independencia en 1821. Se encontró en Guayaquil con Simón Bolívar, y tras dicha entrevista le cedió su ejército y la meta de finalizar la liberación del Perú. San Martín murió en Europa el 17 de agosto de 1850.

Junto con Bolívar es considerado el libertador más importante de Sudamérica de la colonización española.

LOS DICTADORES-CAUDILLO

En la antigua Roma, cuando la república debía enfrentarse a situaciones de extrema gravedad, los cónsules designaban a un dictador que asumía todos los poderes hasta el restablecimiento de la normalidad. 

La Guerra de Independencia de los pueblos indo-americanos fue cruel, encarnizada, y puso de manifiesto las luchas internas de poder entre la élite criolla. La clase dominante se fraccionó en distintos grupos de poder: realistas, centralistas, federalistas, moderados, liberales y conservadores.

En México, los sectores populares más afectados por las luchas entre criollos y peninsulares fueron los indios y los mestizos. Ante las pésimas condiciones sociales y económicas del campesino indígena, el sacerdote Miguel Hidalgo se levantó en rebelión, en 1810. El Grito de Dolores inició la guerra de independencia de México. Este movimiento era esencialmente indígena y campesino. Ante la derrota y muerte de Hidalgo, en 1811, José María Morelos retomó la lucha armada. Para 1813, éste convocó el Congreso de Chilpancingo, y planteó la independencia absoluta de México. La causa libertaria de Morelos quedó truncada, en 1815, al ser capturado y ejecutado.

En el Río de la Plata, la lucha entre criollos y españoles se vio afectada por otra fuerza externa que ejerció presión sobre la región: Inglaterra. En los años de 1806 y 1807, La Plata fue ocupada por Inglaterra.

El movimiento independentista renació con el gran triunfo de la batalla de Boyacá, con el cual se liberó Nueva Granada, y se proclamó la formación de la República de la Gran Colombia, compuesta por Venezuela, Nueva Granada (Colombia y Panamá) y Ecuador. Bolívar encargó la tarea de libertar al Ecuador al general Antonio José de Sucre, y ésta se completó en 1822. Bolívar recurrió a Sucre para la liberación del Alto Perú. La batalla de Ayacucho puso fin a las guerras de independencia, y, con la independencia del Alto Perú, nació Bolivia.

En el Paraguay los complotados dieron el golpe contra el gobernador Velasco y tomaron el poder entre el 14 y 15 de mayo de 1811, declarándose la independencia del Paraguay, esta en una nota del 20 de julio del mismo año, a inspiración y redacción del Dr. Francia fija su posición política para la región y es la expresión culminante de la revolución paraguaya.

Las dictadores-caudillos se convirtieron en el continente en figuras que han propiciado y logrado la explotación extrema de los trabajadores y el beneficio a una elite del entorno de los dictadores-caudillos, los mismos no tenían ninguna relación con la magistratura que establecía Roma, para los dictadores como una figura jurídica capaz de lograr contener el peligro inminente que se agolpaba en el horizonte de los conflictos políticos.

Los dictadores-caudillos representan la fuerza opresora que ha marcado con fuego a nuestros pueblos y en el siglo XX han desatado las mayores persecuciones y masacres en nombre de la democracia liberal, la propiedad privada, el cristianismo y el anticomunismo.

El continente esta lleno de fosas comunes y de desaparecidos producidos por los dictadores caudillos militares que han sembrado la impunidad y la persecución ideológica, de los falsos positivos y el terrorismo de estado, como una característica en el manejo del poder, en la apropiación de las riquezas de los trabajadores de la ciudad y del campo.

JOSE GASPAR RODRIGUEZ DE FRANCIA

EL IDEOLOGO DE LA INDEPENDENCIA Y LA SOBERANIA

DEL PARAGUAY

“El paraguay no es ni un patrimonio de España ni una provincia de Buenos Aires. El Paraguay es independiente. La única cuestión es como defender y salvaguardar nuestra independencia contra España, contra Lima, contra Buenos Aires y contra el Brasil” (Dr. Francia, 24 de julio de 1810)

El paraguay tiene una característica diferente en el proceso de conquistar la independencia, ya que fue su propia población la que logro conquistar el poder y establecer la independencia, con las luchas de los sectores de la oligarquía criolla que intentaron quedarse con el control del poder y de los negocios, pero surgió muy fuerte la figura, de uno de los hombres que ha generado posiciones radicales,  pues se esta con la línea revolucionaria de Francia o se esta en contra, no hay termino medio. Y en este decorrer de la historia paraguaya y la etapa independiente con Francia, la distinción principal era que el paraguay revolucionario nacionalizan las tierras y estas pasan al estado revolucionario y terminan los propietarios de grandes extensiones de territorio, anula el cobro del diezmo para la iglesia, prohíbe la inquisición, la iglesia es confiscada de todos sus bienes y se impone la iglesia nacional, los sacerdotes y el obispo responden al estado y su obligación es defender la independencia del paraguay.

El Dr. Francia ejerce la dictadura, pero esta dictadura es la defensa de una clase, el desposeído pueblo de chacreros y peones, que apoyan al Dr. Francia como la mente mas brillante de su tiempo y la figura política capaz de lograr que el paraguay pudiera construir su proceso, sin ser avasallado por sus vecinos conflictivos, y sin que el paraguay tenga que recurrir al auxilio de ejércitos independentistas.

 Esa diferencia luego se nota cuando Bolívar le invita a Francia a concurrir al congreso de Jamaica. El Dr. Francia no acepta por que expresa su diferencia de clase con los organizadores del congreso encabezado por Simon Bolívar, y Francia insiste que los caudillos libertadores han convertido al continente en propiedad de los militares, cambiando un amo por otro, con lo cual Francia no podía estar de acuerdo y expresa su posición en nota remitida a Bolívar.

El desarrollo de la independencia del paraguay, no tiene comparación con el proceso de otros pueblos de la región. Se logro el pleno empleo, superar el analfabetismo, la prioridad en la educación básica de la población, todos los paraguayos sabían leer y escribir, se planifico la producción económica, en la agricultura, el comercio y la exportación del excedente, el establecimiento de las estancias de la patria, los cultivos intensivos de productos agrícolas para la alimentación, la industrialización del cuero, el sistema del alumbrado publico, la política de no intervención en los asuntos internos de las provincias le dieron al Paraguay revolucionario suficiente capacidad de maniobra ante la intentona de encerrarlo y rendirlo por hambre, cuando le bloquearon la navegación de los ríos en las fronteras con sus vecinos y el constante asedio en que lo tenia Artigas y demás caudillos-dictadores de la región.

El Dr. Francia con el pueblo en su conjunto, -luego del intento de asesinarlo en 1820- polariza la posición de clase y se deshace totalmente de la oligarquía española y criolla quedando la gran masa de campesinos como los verdaderos protagonistas de la soberanía del paraguay revolucionario.

Es un hecho objetivo en la historia del continente, que debemos de darle el valor que tiene y no pretender ocultarlo para satisfacción de los apellidos que han sido confiscados y expulsados del paraguay, en el marco de consolidación de la prevalencia de una clase mayoritaria de la sociedad, los desposeídos de la tierra, que demostraron su fuerza y su entereza en el momento de afrontar esta tarea y que luego le dio al Paraguay la capacidad de resistir 5 años de guerra de exterminio, que impusieron el capital y la civilización del libre comercio. Hasta la época del Mariscal López, asesinado el 1 de marzo de 1870 el paraguay no tenia un centavo de deuda con ningún banco del imperio británico, mientras  que las oligarquías porteñas y de la región estaban comprometidas por deudas con el imperio británico, y esta, cobro con sangre y fuego esa condición de sus subsidiarias en la región, y ya conocemos de sobra todo el desastre que representa el capitalismo para la revolución y la consolidación de la soberanía y la independencia de nuestros países.

Debemos –como revolucionarios- encontrar el hilo que nos lleve a unir el bolivarianismo con el francismo, que es la línea revolucionaria de clase, y la fuente indiscutible de la revolución socialista en el paraguay y por ende en el continente, caso contrario seguiremos asistiendo a la  explotación y destrucción de la naturaleza en manos del capitalismo-imperialismo.

JOSE GERVASIO ARTIGAS Y EL ASILO POLITICO

Sin más vestuario ni equipaje que una chaqueta colorada y una alforja, Artigas reducido a la ultima fatalidad, vino como fugitivo al paso de Itapua y me hizo decir que le permitiese pasar el resto de sus días en algún punto de la Republica por verse perseguido. Era un acto no solo de humanidad, sino aún hermoso para la república el conceder asilo”. (Francia)

El Dr. Francia y la Revolución paraguaya le dio protección al perseguido caudillo “protector de los pueblos libres”, victima de la traición de su lugarteniente. Debemos recordar aquí que Artigas intento varias veces deshacerse del Dr. Francia y era uno de los conspiradores en contra del régimen revolucionario del paraguay, igual que Bolívar, quien tenia pensado invadir el Paraguay para librar a su amigo, el espía de Napoleón Bonpland, a quien Francia, había confinado en Santa Rosa de las Misiones.

Son detalles del azaroso proceso revolucionario del Paraguay y el papel que jugaron los principales caudillos-dictadores, y que finalmente podemos resumir en la expresión del propio Simon Bolívar cuando en el último suspiro se lamento haber “arado en el mar”.

SINTESIS

La síntesis debe ser la lucha revolucionaria del bloque social de explotados (pueblo). Consciente de su fuerza y de su capacidad de lograr la integración continental, para que podamos avanzar en la cultura socialista y dar el paso cualitativo de conquistar el poder revolucionario, y además, eso nos dará la capacidad de aplicar nuestra solidaridad internacionalista con la revolución del pueblo cubano, que sin revolución socialista en el continente no podrá aguantar otros 50 años. El compromiso es vital para la que las masas puedan lograr su emancipación del yugo capitalista y evitar así la destrucción definitiva de la naturaleza y la desaparición de la vida en el planeta.

Al decir de Marx más que contemplar el mundo, de lo que se trata es de transformarlo y los trabajadores de la ciudad y del campo tienen la suficiente fuerza y la inteligencia para lograr cambiar el mundo.

Juntando nuestras experiencias de luchas libertarias e invocando los sueños de nuestros héroes, vamos marchando con la fuerza de la razón y la historia, a conquistar el poder revolucionario, y traer la nueva aurora emancipadora al continente indo-americano.

 

Miguel Ríos

25 de octubre de 2010-10-25 Alto Paraná, Paraguay

 

Fuentes consultadas

Bolívar la revolución en su época: Alberto Prieto Rozos

Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia, Ideólogo de la Independencia del Paraguay: Roberto Romero

La Primera Revolución Radical de America: Richard Alan White

Raíces y Protección Antiimperialista: Edición Nosotros mismos.

El Paraguay de Francia el Supremo a la Guerra de la Triple Alianza: Vivian Trias

Razón y Revolución: Herbert Marcuse

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Las dictaduras en la independencia indo americana

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre