Avisar de contenido inadecuado

Conversando con el comandante Iván Márquez sobre las perspectivas de Paz en Colombia (I)

{
}

15/11/2012Conversando con el comandante Iván Márquez sobre las perspectivas de Paz en Colombia (I)

por Dick Emanuelsson "La guerrilla se mantiene por el afecto del pueblo, la guerrilla es aceptada por todos, ya sea por los hogares campesinos como por la gente de las ciudades".

ANNCOL / La HABANA / 2012-11-09 / El teléfono suena permanentemente. Periodistas se desesperan por entrevistar a los representantes, guerrilleras y guerrilleros, de la Delegación de Paz de las FARC-EP que se encuentran en la capital cubana desde los primeros días de Octubre.

Pero, como decía el mismo jefe de la delegación insurgente en Oslo, los medios alternativos e internacionales que realmente se han preocupado por dar una cobertura seria y amplia del inicio del proceso, tendrán preferencia en próximas entrevistas.

Así no se dice, piensa el politiquero, acostumbrado a regalar a los periodistas paquetes ante la Navidad, para así seguir manteniendo una íntima relación con el comunicador social, lo que en los países europeos es equivalente a sobornos y que significa despido y expulsión del sindicato de periodistas si es descubierto.

Y ahí estamos, conversando una mañana en las afueras de la Habana con Iván Márquez, de quien se dice representa una supuesta línea dura dentro del Secretariado.

Los medios de siempre como El Tiempo, Caracol y RCN suenan de nuevo muy aburridos, sacudiendo el polvo de los viejos archivos. O presentan nuevos informes de la inteligencia militar, como por ejemplo el artículo que decía que hay una quiebra en el Secretariado, que el Bloque Sur está desconectado y no obedece a las directrices del Secretariado del Estado Mayor.

No conversamos mucho sobre esos chismes cocinados en el Departamento E-5 del Ejército, sino de temas que tienen que ver con el verdadero proceso de Paz en Colombia.

Dick Emanuelsson (DE): Primeramente agradecemos al Comandante Iván Márquez por atendernos y darnos esta entrevista para ANNCOL. Quisiera comenzar sobre una noticia que apareció en el diario El Tiempo sobre que hoy estamos en el 93 aniversario de la fundación de FAC, la Fuerza de Aviación Colombiana y el mismo presidente Santos, en su Twitter, avisa que van a comprar muchos aviones. Incluso dicen que van a comprar Drones, esos sin piloto, porque han dado muy buen resultado a la institución de FAC durante los últimos años. ¿No es un poco contradictorio eso, cuando estamos frente a los inicios de un Proceso de Paz y el señor Santos habla de que ahora van a gastar muchos millones de dólares en tecnología, justamente, de Estados Unidos?

Iván Márquez (IM): Si, me parece que es una inconsecuencia eso de hablar de paz y hacer anuncios de la adquisición de más material bélico. Sobre todo cuando está plenamente demostrado que es insostenible la guerra para el estado. Los recursos que se están invirtiendo, del presupuesto, son enormes y podrían invertirse para la solución de los problemas sociales, en construir y poner en funcionamiento hospitales, escuelas, atención a la niñez. Es realmente contradictorio mientras se emprende un proceso de paz que algunos funcionarios del gobierno, como el ministro de defensa utilicen un lenguaje guerrerista.

Esto no ayuda, por supuesto, a generar un ambiente propicio para generar una conversación de paz, que es un anhelo generalizado en Colombia. El pueblo de Colombia quiere la paz, pero una paz con justicia social, con soberanía, con dignidad y la mejor manera para generarla es buscar un ambiente propicio.

La grave problemática social no se va a mejorar con compra de mas aviones, con drones, helicópteros, es que el problema no se soluciona con aviones, con bombas, está demostrado que ese no es el camino. El camino es realmente el de la solución de los gravísimos problemas en el campo económico, social y político que están enfrentando los colombianos.

DE: Usted mencionó en su intervención allá en la inauguración del Proceso de Paz en Oslo una cifra para el presupuesto militar, para el gobierno y el estado colombiano, una cifra de algo así como el 6%.

IM: Es más del 6% del presupuesto nacional, en Colombia el presupuesto para la guerra se ha triplicado en los últimos años. Antes era del 2, hoy es de los más altos en el continente, eso realmente es inadmisible en un país donde se tiene tantos problemas de orden social por resolver.

¿Quién es Iván Márquez?

DE: Antes de entrar en los problemas políticos, de la tierra, minería, agro, todo lo que se va a discutir también yo quisiera preguntar quién es Iván Márquez, dónde nació, qué hizo que se volviera un comandante, una persona que quisiera saber qué hizo para que el señor Uribe tenga una obsesión con usted, ya que sabemos que es una persona que no le cae nada bien. Por qué se interesó usted en esta lucha política.

IM: Yo nací en Caquetá, en Florencia, en el sur de Colombia. Departamento del Caquetá que es un departamento que sirvió de refugio a mucha gente que tuvo que desplazarse por cuenta de la época de la violencia, en la década del ’50. Allá hay gente de todo el país, gente que fue a buscar refugio ante las matanzas, las masacres que se dieron en esa época.

DE: ¿Colonizaron esa tierra virgen?

IM: Si, colonizaron porque es una zona selvática, muy rica en fauna, agua y en riquezas naturales. Debajo del suelo del Caquetá hay muchas riquezas naturales, usted sabe que allí hay petróleo, lo cual es de máximo interés para las transnacionales.

DE: Lo mismo que en el departamento vecino, Putumayo, donde el mapa de Ecopetrol ya se visualiza como tortas, entregándolo a las transnacionales petroleras.

IM: No solamente Putumayo, también el Meta, otro departamento vecino. Provengo de una familia muy humilde, una familia común y corriente. Fuimos ocho hermanos hijos de un padre paisa (departamento de Antioquia) Normalmente las familias campesinas son numerosas, hice mis estudios primarios en Florencia, parte también de la secundaria hasta cuarto del bachillerato. Luego estudié en Garzón, departamento de Huila otros dos años hasta culminar el bachillerato. Luego terminé haciendo unos eventos de filosofía, de allí salté a desempeñar tareas como educador. Fui profesor de biología en algunos establecimientos de Caquetá porque hice dos años de magisterio. Pero al mismo tiempo era militante de la Juventud Comunista y por ahí me fui metiendo cada vez más y más en la lucha, me gustaba mucho ir al campo a hablar con los campesinos, a explicar la manera de organización que se impulsaba al interior del partido y de la juventud.

Del PCC a la guerrilla

De pronto me convertí en el secretario de organización del regional comunista del Caquetá y empecé a tener una relación con el campo muy estrecha y fui empezando a conocer la guerrilla, ya que en el Caquetá siempre ha habido presencia guerrillera. Estoy hablando en épocas del gobierno de Turbay con una represión tremenda, el estatuto de seguridad, muertos, desaparecidos del movimiento de izquierda, sentí que había una opresión tremenda y no tuve otra alternativa que ingresar a la guerrilla.

Primero estuve por allá en el 3 Frente, en esa zona montañosa de la cordillera próxima a Florencia y luego en la zona selvática del Río Caguán, en el 14 Frente. Desplegué una intensa tarea organizativa. Qué más le puedo contar, desarrollo el trabajo, luego fui distinguido con la responsabilidad que es la de ayudantía del Secretariado de las FARC. Esta tarea consistía en llevar las directrices del Secretariado a los frentes, observar como funcionaban, sugerir como abordar las distintas problemáticas para avanzar. Mirar un poco los planes militares y políticos. En fin, esa fue una tarea impresionante y así en esta labor fui designado como miembro del Estado Mayor Central.

De la Montaña al Congreso Nacional, ida y regreso

Estando en el Caquetá, con el impulso de trabajo de la Unión Patriótica, usted debe recordar que la Unión Patriótica surge de un proceso de paz en los diálogos de la Uribe. FARC se convirtió en plataforma de lanzamiento de ese nuevo movimiento político

DE: Usted fue incluso congresista.

IM: Si, en primer lugar debo decirle que fue el resultado de la fecunda labor del campo, visitando las veredas, reuniéndome con los campesinos, creando Juntas Patrióticas. Luego, empecé a trabajar a nivel departamental. Luego fui de la directiva departamental de la UP.

Fuimos trabajando mucho, había mucho fervor popular en la población. Realmente la UP cayó bien entre la gente y tuvo mucho éxito, también tuve la oportunidad de hacer giras nacionales por otros departamentos y capitales del país con Jaime Pardo Leal y otros compañeros de la UP. Vinieron las elecciones y resulté elegido a la cámara de representantes por el departamento del Caquetá

DE: ¿En qué año fue integrante del Secretariado del Estado Mayor?

IM: Luego de la desaparición física del Comandante Jacobo Arenas, eso fue en agosto del ’90. Yo me encontraba cerca del Remolino del Caguán, en el Billar, seguramente recuerda que el Villar es un lugar bastante nombrado porque ahí se presentó un combate muy fuerte entre las FARC y una de las brigadas móviles donde las FARC capturaron unos 80 militares ahí, esa fue una acción militar impecable. Una buena acción de las FARC, de mucha contundencia.

Bueno, yo me encontraba en ese caño de el Billar cuando recibo una llamada del Comandante Manuel Marulanda Vélez diciendo; “mire, le quiero comunicar que usted ha sido nombrado para ser parte del Secretariado de las FARC”. Yo quedé pensando, pensando que eso era como un despropósito, que yo no merecía tal honor. Como me quedé unos minutos en silencio me preguntó: “¡Iván! ¿me escuchó”? Yo le expliqué que estaba perplejo y le dije que él disponía de lo que debía hacer.

Comandante de diferentes Bloques

DE: ¿De eso ya hace?

IM: Para responder la pregunta, creo que un cuarto de siglo, ¿no? Estuve al frente del Bloque Sur en Caquetá y el Putumayo, conozco toda esa zona, bonita geografía, la caminé, trepé por la cordillera oriental del Caquetá al Huila, del Huila al Cauca, del Cauca al Putumayo, del Putumayo nuevamente al Caquetá. Recorrí toda esa cordillera del Pato, esa ha sido la geografía que he pateado, he conocido bastante geografía arisca,

Luego de estar al frente del Bloque Sur fui designado por el Secretariado para colocarme al frente del Bloque que en ese entonces se llamaba José María Córdoba, Antioquia en el eje cafetero principalmente, parte de Córdoba, Chocó, ahí estuve unos años junto con un destacado miembro de las FARC muy querido por todos, un histórico, Efraín Guzmán con quien trasegué mucho por esa cordillera. Antioquia era un sitio de montañas, de cañones muy profundos y de alturas y de cimas, trabajé mucho por la serranía del Ayapel, fui también al Pacífico.

DE: Por la cintura de Panamá hacia Centroamérica.

IM: Exactamente, caminamos, anduvimos por el río Atrato, esa zona magnífica de población negra, indígena, mucho fervor popular despertaba la guerrilla.

El Pez y el Agua

También quiero aprovechar para decir que la guerrilla se mantiene por el afecto del pueblo, la guerrilla es aceptada por todos, ya sea por los hogares campesinos como por la gente de las ciudades. Cuando a veces perdemos el contacto de las ciudades, la gente nos busca diciéndonos: “dónde estaban, nosotros los esperábamos, queremos mucho de ustedes, dígannos que podemos hacer, queremos trabajar”. Y claro, nosotros estamos ahí con la orientación política.

Estamos hablando ahora de Urabá, del Bloque Iván Ríos en homenaje al Comandante también miembro del Secretariado quien fuera asesinado por un infiltrado. Tal vez usted recuerda aquello de la mano, le cortaron la mano, creo que hasta el presidente Santos exhibió la mano como un trofeo, macabramente, mostrando hasta que punto desde el estado se degradó la guerra.

Luego estuve en el Bloque Caribe, que ahora, en homenaje a Martín Caballero lleva su nombre. Es decir, he recorrido varias partes del país y estuve en la conducción, la orientación de varios de sus bloques y su gente.

Los vientos del fascismo y el exterminio de la UP

DE: Regresando a la época de la UP; ¿cuándo fue, como dijo Fidel, cuando él visitó a Chile en el año ’71, se sintió los vientos del fascismo, los vientos del sicariato, la muerte por parte del estado colombiano, el terrorismo de estado para apagar lo que el 65% de los colombianos en esa época consideraban a la UP como una alternativa al bipartidismo?

IM: Eso fue espantoso, ver caer a tantos compañeros, a tanto dirigente valioso, a tanto militante desconocido, porque la UP no solamente era la UP por sus dirigentes sino por el pueblo que la apoyaba.

Lo que hubo allí fue una guerra sin cuartel, mataron y mataron gente. Nos hemos enterado hace poco por la entrevista que le hacen a uno de los consejeros de paz de apellido Ossa, que uno de los generales, creo que fue el general Zamudio del Ejército, cuando ellos alarmados por la matanza de dirigentes de la UP, empezando por el candidato a la presidencia, Jaime Pardo Leal, dijeron “maestro, no, eso no puede ser, a ese paso que van las cosas no terminaremos a tiempo con la UP”.

Claro, viendo todas esas cosas empezamos a considerar seriamente la posibilidad de retornar otra vez al monte. Había mucho seguimiento por las calles de Bogotá, si iba a eventos políticos siempre tenía incidentes con el ejército. Era muy peligroso, no sé por que tanto odio hacia una alternativa política que bien pudo convertirse en una especie de puente para que muchos guerrilleros pudieran desarrollar una actividad política abierta.

A balazos eliminando el proceso de Paz

Pero eso se frustró por los enemigos de la paz. Fundamentalmente de algunos sectores del ejército que propiciaron el nacimiento del paramilitarismo. El paramilitarismo en Colombia es una estrategia contrainsurgente del propio estado, que busca en primer lugar como disuadir el apoyo a la insurgencia instalando el terror, matando a la gente, encarcelándola. Redadas masivas como en la época de Hitler. Por ejemplo a través de la fiscalía y del ejército detener a 150 pobladores acusándolos de ser apoyos de la guerrilla y del terrorismo, como dicen ellos. Eso es increíble, los suben a un avión esposado y de ahí al bunker de la fiscalía a responder para al cabo de unos años salir porque no se les podía comprobar nada.

En Colombia es muy común el empapelamiento de la gente, pero eso lo hacen para asustar y sobre todo en el campo para desocupar el campo. Es decir, como ellos piensan, sería quitarle el agua al pez que en este caso es la guerrilla. Y para que la guerrilla no tenga ningún apoyo logístico de parte de la población y para que no haya más jóvenes que ingresen a la guerrilla. Es decir, una política criminal, cometen crímenes de lesa humanidad, masacres espantosas.

En Colombia hay muchas fosas comunes, yo estoy de acuerdo con la senadora Piedad Córdoba cuando dice que Colombia es una gran fosa común repleta de opositores políticos. Esa oligarquía colombiana ha sido siempre una oligarquía intolerante.

DE: Cómo evitar en este Proceso de Paz que el terrorismo de estado convierta un nuevo movimiento político, como fue la UP, en un esqueleto. Dice Santos y sus asesores, que las FARC pueden bajar de la montaña a la plaza pública para hacer política. Y si logran la mayoría entonces puede hacer su reforma lo que quieren de su programa.

IM: Es importante conversar, hablar con el gobierno y por eso estamos aquí en La Habana, iniciando un nuevo procedimiento de solución incruenta del problema colombiano. Pero hay que hablar de las causas estructurales que originaron el conflicto.

¿Cómo alcanzar un acuerdo en junio 2013?

DE: ¿Van a alcanzar hasta junio del otro año como ha puesto un tope, Santos?

IM: Lo que pasa es que estos son temas que no se pueden despachar en corto tiempo. Hay que hablarlos, analizar bien la situación, sobre todo la situación social que vive la gente. Hay mucha pobreza en Colombia, es una cifra realmente escandalosa, que de unos 44, 45 millones de colombianos, 30 de ellos vivan en la pobreza, y de éstos unos 12 millones en la indigencia Colombia es el tercer país más desigual del mundo, creo que ese es un record vergonzoso.

DE: Su discurso no cayó muy bien allá en Oslo a algún representante del gobierno. Mientras por otro lado todas las expresiones, declaraciones por ejemplo de organizaciones sociales, sindicatos, han dicho que fue un discurso histórico cuando usted habló sobre la realidad de Colombia.

IM: Es más, las cadenas oficiales de la televisión hicieron algo que no cayó bien al pueblo colombiano y es que tan pronto como la guerrilla iba a dar su rueda de prensa cortaron la señal. Salimos inexplicablemente del aire y la gente protestaba porque para hacer un análisis de la situación tienen que conocer la posición de las dos partes.

“Vamos a hablar con la verdad para entendernos”

Nosotros estamos explicando nuestra visión de la problemática colombiana, lo que pensamos de la guerra y de la paz. Y es necesario que se nos escuchen como nosotros vamos a escuchar a los medios del gobierno. Algunos desde las élites y de pronto algunos columnistas estipendiados se alarman por lo que estamos diciendo. Nosotros estamos advirtiendo o sugiriendo al gobierno “hablemos con la verdad”. La verdad pura y limpia como dijo el Libertador Simón Bolívar.

Vamos a hablar con la verdad para entendernos. No podemos construir un proceso de paz sólido, estable, si esas frases son mentirosas. Hay que ver crudamente la realidad para que a partir de esa realidad, tratemos de buscar las soluciones. Estamos siempre dispuestos a interlocutor, intercambiar sobre los problemas del país, pero claro, no solamente nosotros. Queremos que en la mesa de negociaciones el pueblo colombiano a través de distintas organizaciones exponga esos sueños de paz. Cómo quiere ver a Colombia, para nosotros es fundamental que el pueblo diga cómo es que vamos a marchar, que nos tracen la ruta.

Esta paz no la vamos a resolver gobierno guerrilla. No, es escuchando al pueblo. El gobierno no quiere escuchar al pueblo y lo que venga de allí le parece bochinche, ruido innecesario y para nosotros es lo elemental.

Una Asamblea General Constituyente

Luego, sobre esas bases discutiremos algún acuerdo, nosotros queremos que a lo que se acuerde en la mesa se le de fuerza constitucional, fuerza legal. Pensamos que una buena manera de lograrlo es darle más adelante, posibilidades a una Asamblea General Constituyente donde todos los sectores de la sociedad sean los que decidan como nos vamos a regir.

Queremos una nueva legalidad, una nueva constitucionalidad, que sea propia para que los colombianos podamos reconciliarnos. Nosotros buscamos siempre la reconciliación

Consideramos a Colombia una gran familia y si lo es tenemos que ser muy solidarios, tiene que haber igualdad, posibilidades de educación, derecho a la salud. El gobierno dice que el universo de acceso a la salud es muy grande pero mentira, tiene que haber asistencia médica gratuita.

Queremos una educación gratuita, salud y educación gratuita, por qué no buscar la manera de diseñar planes que permitan garantizar la vida.

En la próxima entrega, el jefe guerrillero profundiza las propuestas de paz y los ejemplos de lucha popular en Colombia

Audio: https://www.box.com/s/0gkppgm83ag02k38hgsr

Cámara Fabiola y Patricia, ANNCOL. Trascripción y revisión de texto Ingrid Storgen. Edición de video Mirian Emanuelsson Agencia de Noticias Nueva Colombia, ANNCOL - www.anncol.eu

{
}
{
}

Deja tu comentario Conversando con el comandante Iván Márquez sobre las perspectivas de Paz en Colombia (I)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre