Avisar de contenido inadecuado

Colombia: Negociación de paz y reeleccion de Santos

{
}

Colombia: Negociación de paz y reeleccion de Santos

por  Camilo Romero  

El narco-presidente aprovechará este escenario para proyectar su reelección por otros cuatro años y así consolidar el nuevo modelo minero/agro exportador.

Como ocurrió en su momento, con la aprobación de la Ley de Victimas y Restitución de Tierras, cuando se incluyó en su texto el reconocimiento de la existencia del conflicto armado colombiano con fines puramente instrumentales y como una manera de blindar juridicamente a los militares dada la gravedad de los "falsos positivos" a la luz del Derecho Internacional Humanitario y no por la admisión sincera de la prolongada guerra civil nacional que fue negada por el discurso de Uribe Velez, ahora con la estrategia de negociación de paz con las Farc el propósito de la clase dominante y del imperialismo global es hacer un cierre de su guerra contra los campesinos con la aniquilación militar y política de la resistencia guerrillera revolucionaria.

Ese el objetivo supremo de este nuevo capitulo de supuesta concertación. La oligarquía Colombiana retorno al lenguaje de la paz, el diálogo y la negociación solo porque su guerra de los últimos años ha sido un fracaso absoluto dada la persistencia de la resistencia insurgente. Las Farc no fueron derrotadas, resistieron la embestida bélica, se adaptaron e hicieron frente a la maquinaria oficialista de muerte, hoy en declive por ser altamente onerosa para el fisco gubernamental, duramente golpeado por la crisis financiera global

Las Farc han aceptado con cautela y flexibilidad la propuesta, ya hay un Acuerdo firmado con unos temas y unas reglas de juego para las etapas indicadas. Santos conformó su equipo negociador, integrado por el cogollo empresarial, burocrático, politiquero, policíaco y bélico. Alli están las manos ensangrentadas de Mora Rangel, autor del asesinato de Jaime Garzon, según el reciente dictamen de un Juez. Estan las formas traidoras y delincuenciales de "Coca" Naranjo, el cinismo politiquero de Humberto de la Calle, el oportunismo inveterado de los empresarios y uno que otro lagart@ de la cuerda del "Buen Gobierno", el Think Thank de la Tercera Vía Bogotana.

Seguramente las Farc estarán representadas por experimentados combatientes que resistieron estos diez años de muerte, destrucción y exterminio, despues de los diálogos de San Vicente del Caguan.

El desafío para los revolucionarios es hacer la lectura adecuada de cada momento y obrar en consecuencia para garantizar la sostenibilidad del programa de cambios profundos que demanda el país entero, particularmente en el campo de la democratización y las libertades políticas para potenciar la movilización popular que rompa las estructuras totalitarias del régimen plutocrático.

Por el momento lo que queda en evidencia es que el señor J.M. Santos aprovechará este escenario para proyectar su reelección por otros cuatro años más como Presidente de Colombia y de esa manera consolidar el nuevo modelo minero/agro exportador de la mano de las multinacionales y del capital global. Por su mente no pasa el más minimo reformista del Estado.

Nos quieren convencer desde el poder y sus centros de pensamiento que no tenemos más alternativa que respaldar a ciegas a Santos y su modelo porque puede regresar Uribe y su fascismo descarado. Algunos ingenuos olvidan que el señor Santos es en esencia igual (parapolitico con otras formas) a su inicial patrocinador, asi ahora tengan una que otra escaramuza que puede incluso traerle sorpresas judiciales al expresidente de marras. La verdad es que a Uribe cada vez se le cierra más su espacio por los crecientes lios judiciales que lo acosan gracias a las denuncias en su contra hechas por la prensa indpendiente y los líderes de derechos humanos. Y la verdad, tambien, es que el señor Santos tiene menos popularidad según encuestas recientes lo que le quita todas las posibilidades continuistas en la presidencia. La reelección de Chuky Santos está muerta, no tiene viabilidad alguna.

Mi hipotesis tampoco sugiere, en el mediano plazo, un posible triunfo electoral de una fuerza política cercana a las Farc como resultado de la negociación política en curso. Eso es poco realista. No obstante su firmeza negociadora en el campo de las reformas políticas (electorales, medios de comunicación, derechos a la oposicion) bien puede terminar favoreciendo hacia el 2014 fuerzas independientes que se han perfilado recientemente (Pido la palabra) y con propuestas más claras de modernización de la anacronica sociedad que Santos quiere conservar mediante una reingenieria del vetusto Partido Liberal, a la manera del PRI de Mexico, al cual, en su momento ingresaria, la flamante defensora de los derechos humanos doña Piedad Cordoba, quien ha implantado todos sus vicios clientelares, politiqueros y de corrupción en la recien creada Marcha Patriotica, cuyos ingenuos lideres juveniles (Florez, Rivera, Tolosa, Estrada) y académicos son sobornados a manos llenas con el Fondo de pasajes, servicios hoteleros y otras miserables prebendas que financia el expresidente Ernesto Samper, seguramente con los dineros del proceso 8000, que aun siguen vivos, para todo lo cual se vale (Piedad Cordoba) de una fachada microempresarial/electoral denominada artificialmente Izqauierda Liberal en Marcha que no es más que una firma de bolsillo donde se practican todos los desvios de la politiqueria mediante la manipulación de indecentes y sumisos testaferros regionales de los directorios del gamonalato liberal en el Tolima, Sucre, Antioquia (Cesar Perez Garcia).

Las Farc no puede ser obligada a firmar una paz a la salvadoreña con argumentos y tesis falaces del santismo y sus negociadores. Con su firmeza, inteligencia y agilidad pueden propiciar un nuevo escenario político de cambios radicales para la nación sin que necesariamente todo derive en la obsesión santista de conservar tercamente el viejo dominio de una oligarquía reaccionaria y violenta.

Las Farc no pueden ser sometidas a las premura y necesidad del proyecto politiquero de la elite liberal/conservadora que representa Santos empeñados en una reelección inviable. No es cierto que deba darse un acuerdo instantaneo como lo apremian ciertos "izquierdistas" maestros del oportunismo y la conciliación a ultranza.

El ritmo de la negociación lo debe marcar el clima de la demanda popular frente a problemas tan graves como la salud, los derechos indigenas, la privatización de la educación, el desplazamiento forzado, la situación de millones de victimas, el daño ambiental y nacional de la locomotora minera, el despojo de los pulpos financieros, la situación de las cárceles, la concentración de la tierra.

Hay que rechazar y descartar la teleologia oficialista respecto del resultado preestablecido de la Mesa instalado que implica una rendición y derrota humillante de medio siglo de luchas y resistencia. No hay que desesperar y valorar cada momento. Sopesar cada circunstancia, apartandose del libreto montado como una camisa de fuerza desde la Casa de Nariño. Eso es un falso distractor.

Por lo que ocurrió ayer con la huelga de los maestros y estudiantes en todo el país, está claro que los diálogos y la negociación no servirá como una cortina de humo permanente para ocultar los verdaderos problemas de la nación. Por eso el paro general previsto para el 12 de octubre será una realidad contundente que dará fuerza a los negociadores de la insurgencia revolucionaria campesina invicta.

La Haine

{
}
{
}

Deja tu comentario Colombia: Negociación de paz y reeleccion de Santos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre