Avisar de contenido inadecuado

Barcos franceses y drones de EEUU atacan Somalia mientras la invaden las tropas de Kenia

{
}

Barcos franceses y drones de EEUU atacan Somalia mientras la invaden las tropas de Kenia

Abayomi Azikiwe

Global Research

13-11-2011

Traducido por Mariola y Jesús García Pedrajas

Una ofensiva general contra el movimiento de resistencia islámico Al-Shabaab con base en Somalia esta teniendo lugar actualmente en la región sureña de esta nación del Cuerno de África. Una combinación de drones* Predator de EEUU y buques de guerra franceses están atacando cuatro ciudades de la región sureña para que las fuerzas militares keniatas sobre el terreno puedan tomar Kismayo, una ciudad portuaria bajo el control de Al-Shabaab. La ciudad es un importante foco de comercio y funciona como un salvavidas económico para el movimiento de resistencia, el cual ha sido etiquetado por EEUU como una organización terrorista aliada con Al-Qaeda.

Informes de prensa keniatas del 23 de octubre indicaron que los buques de guerra franceses bombardearon áreas cerca de Kismayo en un intento de apoyar la invasión terrestre y los ataques de los drones del Pentágono que están teniendo lugar. Fuentes diplomáticas francesas, como es habitual, negaron estos informes.

Al menos 4000 soldados keniatas están luchando junto con fuerzas militares del Gobierno Federal de Transición (GFT), el gobierno provisional con base en Mogadiscio, que tiene poco apoyo popular y está en gran parte subsidiado por EEUU. El GFT es reforzado por la llamada Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), la cual comprende 9000 soldados de los regímenes, apoyados por Washington, de Uganda y Burundi.

Buques de guerra de Kenia equipados con armamento pesado también se dice que están operando en las aguas territoriales somalíes.

Los ataques de drones de EEUU han aumentado contra Somalia en las últimas semanas. En solo dos días, 20 y 21 de octubre, se informó de que al menos 66 personas fueron asesinadas en bombardeos llevados a cabo por estos aviones sin piloto utilizados por la CIA y el Pentágono.

Se informó de que los barcos de guerra franceses habían alcanzado la ciudad de Kuday, cerca de Kismayo. Estos ataques pueden estar relacionados con los secuestros de varios ciudadanos franceses y británicos en Somalia en meses recientes.

Funcionarios de EEUU declararon a Associated Press durante la semana del 17 de octubre que Washington estaba presionando al gobierno keniata para que llevara a cabo acciones dentro de Somalia. A pesar de admitir esto, la Casa Blanca afirma que la invasión keniata tomó a la administración de Obama por sorpresa.

Líderes militares keniatas prevén fuertes combates en sus intentos de tomar la ciudad de Afmadow. Las fuertes lluvias paralizaron los avances del ejército keniata a la vez que cientos de residentes han huido ante el asalto inminente.

El portavoz del ejército keniata, el comandante Emmanuel Chirchir, declaró: “Muy probablemente luchas hombre a hombre tendrán lugar en Afmadow. Esa es una de las áreas en las que queremos infligir importantes daños a al-Shabaab básicamente para reducir totalmente su efectividad, de forma que no exista como una fuerza militar.” (Associtated Press, 24 de octubre)

Agrupaciones regionales piden una ‘zona de exclusión aérea’

En otro orden de cosas, la Autoridad Intergubernamental sobre Desarrollo (IGAD, por sus siglas en inglés) ha hecho un llamado a la imposición de lo que se denomina ‘zona de exclusión aérea’ y un bloqueo naval contra Somalia.

La resolución de crear una ‘zona de de exclusión aérea’ en Libia que sonaba inocua, aprobada el pasado marzo por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, se convirtió en la base para una campaña de bombardeos de la OTAN de siete meses que destruyó la infraestructura del país, mató a miles de civiles, desplazó a cientos de miles de trabajadores y llevó al asesinato deliberado del líder libio Moamar Gadafi, varios miembros de su familia y otros altos funcionarios del gobierno en el estado norteafricano rico en petróleo.

La atmósfera que prevalece dentro de los gobiernos de EEUU, y otros países imperialistas, está fuertemente orientada hacia la intervención militar en África. Sin embargo, los intentos más recientes de estos países de conseguir una resolución para imponer sanciones contra Siria no tuvieron éxito al usar su derecho a veto China y Rusia, citando lo que había pasado en Libia.

La invasión de Somalia está estrechamente relacionada con los imperativos de la política pro-occidental de la Iniciativa Política de la IGAD/Comunidad de África del Este (EAC, por sus siglas en inglés). Los estados líderes de la Iniciativa Política de la IGAD/EAC incluyen Etiopía, Kenia, Uganda, Tanzania, Burundi y Ruanda. Sus gobiernos actuales mantienen estrechos lazos militares, económicos y políticos con EEUU.

La invasión keniata de Somalia que está teniendo lugar es ilegal, dice una publicación del Cuerno de África: “La acción keniata contraviene las Cartas de la Unión Africana y de las Naciones Unidas y viola la soberanía de Somalia.” (Mareeg Online, 24 de octubre)

El artículo hace referencia tanto al Acuerdo de Kampala, que fue firmado el 9 de junio y exige el aplazamiento de elecciones en Somalia por un año mientras la implicación de los intereses pro-occidentales en el proceso político del país está en marcha, como a un Comunicado del Grupo de Contacto Internacional, firmado en Dinamarca el 29 de septiembre. Ambos documentos hacen referencia a una Iniciativa Política Regional que no se explica en detalle.

Mareeg Online afirma que la actual situación en Somalia proporciona un marco político que “le sirve a los líderes de IGAD/EAC como un seguro para encubrir sus abusos políticos y corrupción en sus propios países y como una gallina de los huevos de oro para recibir privilegios especiales y ayuda diplomática, militar y financiera masiva de la administración de EEUU y de los países europeos. Los choques entre facciones somalíes a lo largo de la frontera con Kenia y la reciente racha de secuestros de ciudadanos extranjeros del interior de Kenia ha perturbado la seguridad y situación económica en Kenia, pero no son suficientes para justificar una invasión militar de Somalia.”

El gobierno keniata, para preparar la invasión, recibió helicópteros de combate de EEUU. Además, el antiguo Ministro de Defensa del GFT somalí Mohamed Gandi “alcanzó un acuerdo personal con funcionarios keniatas para reclutar, entrenar y armar a 2000 soldados seleccionados de clanes específicos de la región de Juba y pidió su relocalización en la capital Mogadiscio.” (Mareeg Online)

Las naciones del Cuerno de África y la región entera de África Oriental tienen interés estratégico para EEUU y los estados capitalistas europeos. El Golfo de Adén y el Océano Índico contienen algunas de las rutas de navegación más lucrativas del mundo, con miles de millones de dólares viajando a través de la región diariamente.

Se ha descubierto petróleo recientemente en Uganda. Kenia es un área muy importante para la industria turística orientada a Occidente. Somalia, que no ha tenido un gobierno estable durante más de dos décadas, ha supuesto un reto monumental para el imperialismo de EEUU, el cual ha intentado sin éxito imponer un gobierno estable subordinado a sus intereses desde 1992.

El movimiento de resistencia Al-Shabaab se ha hecho con el control de grandes áreas de las regiones centrales y del sur de Somalia. Dentro de la capital Mogadiscio, la organización controla la mayoría de la ciudad. Si no fuera por la presencia de una estación de la CIA, las misiones de los drones Predator, y las fuerzas financiadas por EEUU de la AMISOM, el grupo islámico habría tomado el poder hace mucho.

Estos acontecimientos en Somalia están teniendo lugar en el contexto de una mayor intervención militar de la OTAN y EEUU en África. Además de la misión de Libia, donde el mando militar AFRICOM llevó a cabo su primera operación de importancia en el continente, los imperialistas de EEUU ha admitido recientemente haber enviado 100 consejeros militares y comandos de Fuerzas Especiales a cuatro estados de África central y del este.

Otros informes indican que el estado rico en petróleo de Nigeria ha incrementado su cooperación militar con EEUU y que el Golfo de Guinea es el escenario de juegos de guerra periódicos llevados a cabo por el Pentágono en asociación con varios gobiernos de África Occidental**.

Estas operaciones militares de parte de los países imperialistas se presentan al público como “misiones humanitarias” diseñadas para luchar contra el terrorismo y proteger a la población civil. A pesar de ello, es precisamente la implicación de EEUU en Somalia lo que ha desestabilizado la región y creado la peor crisis de alimentos y en el suministro de agua del mundo.

Abayomi Azikiwe es editor de Pan-African News Wire.

* Drones, aviones no tripulados, mantenemos la palabra ya que ésta se está haciendo de uso común en los textos en español.

** Para un artículo detallado sobre este tema ver:

http://www.rebelion.org/noticia. php?id=121410 (N.T.)

Enlace artículo original en inglés:

http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=27597

 Tomado de rebelion.org

{
}
{
}

Deja tu comentario Barcos franceses y drones de EEUU atacan Somalia mientras la invaden las tropas de Kenia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre