Avisar de contenido inadecuado

1º de marzo 2011

{
}

afiche

{
}
{
}

Comentarios 1º de marzo 2011

ESTO ES COJONUDO, YO NO QUIERO MORIRME Da la impresión de que se hayan puesto de acuerdo, ¡es increíble! Primero una noticia, luego otra y otra, todas del mismo tenor literal, con el mismo mensaje, ¡parece un milagro!. Recién levantado de la cama, para hacer menos rutinario el aseo diario conecto las noticias de la radio y escuchen, escuchen lo que oían mis oídos: Su Santidad en Papa manifiesta que en los últimos tiempos ha estado volcado en tareas de evangelización. Confiesa su distracción sobre los problemas que afectan a sus hijos más cercanos. Acaba de enterarse que la crisis económica del mundo mundial, la están pagando los más pobres y ¡eso si que no!. No está dispuesto a consentirlo y a tal fin a convocado un cónclave para denunciar esta injusticia, no permanecerá callado. Anuncia una próxima encíclica de carácter social, no la pone nombre. Este oyente piensa: Esto es cojonudo, yo no quiero morirme. A continuación escucho que el parlamento europeo –los americanos son de otra manera- con todos los pronunciamientos a favor anuncia medidas para poner freno a los desmanes financieros. Este oyente piensa: Esto es cojonudo, yo no quiero morirme. Después se manifiesta en Presidente del Congreso que dice hablar en nombre propio y en nombre del Presidente de la Nación y Secretario General de su partido e insta, de forma enérgica – con cierto enojo, diría yo - a la cámara , prescindiendo de la creación de comisiones, a legislar de forma urgente y excepcional para derogar la Normativa Hipotecaria y Desahucios. Este oyente piensa: Esto es cojonudo, yo no quiero morirme. Sigue el Presidente del Poder Judicial dirigiéndose a los señores magistrados u jueces animándoles a dictar sentencias a favor de la dación en pago, en tanto en cuanto, no se cambie la legislación. Este oyente piensa: Esto es cojonudo, yo no quiero morirme. Sigo escuchando ahora al representante de la AEB – Asociación española de banca – que reconoce que la política bancaria debe de dar un giro de ciento ochenta grados… Este oyente, no pudo seguir escuchando, lo siento por ustedes no se van a enterarse de más, este oyente se emocionó, que les voy a decir, le pudo el sentimiento y pensó: ESTO ES COJONUDO, YO NO QUIERO MORIRME. Perdonen de nuevo, este oyente es muy emotivo. .
Raúl Ibáñez Martínez Raúl Ibáñez Martínez 14/04/2011 a las 13:34

Deja tu comentario 1º de marzo 2011

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre